Despachos españoles se mantienen firmes en su apuesta de inversión en América Latina

Auren y Uría Menéndez hablan de cómo han desarrollado su plan de expansión en Latinoamérica y por qué invertir en la región sigue siendo una estrategia viable a largo plazo
27 de febrero de 2024 |
Por Heidi Maldonado

Las firmas españolas mantienen en este 2024 su firme apuesta por América Latina, esto a pesar de la situación macroeconómica que viven muchos países de Latam. Para conocer de qué manera, a nivel estratégico, han desarrollado su plan de expansión en Latinoamérica y qué representa su presencia en términos de rendimiento y oportunidades de negocio, conversamos con Mario Alonso, presidente de Auren, y Rafael Jiménez, socio de Uría Menéndez.

Para Mario Alonso el valor diferencial más destacado de Auren es la proximidad física, que los lleva a tener oficinas en las principales ciudades de los países en los que están presentes; y la proximidad relacional, con la implicación de sus socios y directivos en la atención a las necesidades de sus clientes.


Lo invitamos a leer: La abogacía española enfrenta el 2024 con la atención en la inflación, en la competitividad y la captación de talento y II parte


Auren ha desarrollado su plan de expansión en Latinoamérica con una estrategia sólida y orientada a la integración de firmas locales con amplia experiencia y conocimiento profundo de los mercados en los que operan y que comparten esta visión de que en el mundo complejo actual conviene aunar esfuerzos para mejorar su eficiencia.

“Desde nuestro inicio en Argentina en 2001, nuestra presencia en la región se ha fortalecido a lo largo de los años, contando actualmente con presencia de nueve oficinas en México; seis en Argentina; tres en Chile; tres en Colombia y una en Uruguay. Contamos con un equipo de casi 1.000 profesionales locales altamente cualificados, específicamente preparados para abordar las necesidades tanto de los mercados locales como de los internacionales con nuestra metodología compartida, eficiente y exigente”, precisó Alonso.

En cambio, para Uría Menéndez, su plan de expansión en América Latina lo desarrollan estratégicamente de la mano de la firma Philippi, Prietocarrizosa, Ferrero DU & Uría (PPU). “Es un proyecto increíble que nos permite ser mucho mejores. El proyecto no ha estado exento de dificultades y retos, pero es una aventura apasionante y que, en último término -y esto es lo más importante-, nos permite servir mejor a nuestros clientes”, manifestó Rafael Jiménez.

Invertir en Latinoamérica es una estrategia viable a largo plazo

La incertidumbre económica, marcada por la inflación, sin duda impactará, como es habitual, en la demanda de los servicios legales; sin embargo, a pesar de estos desafíos, en Auren siguen considerando que invertir en América Latina es una estrategia viable. “La región presenta oportunidades significativas en sectores como energías renovables, infraestructura y tecnología. Nuestra presencia en la región nos ha permitido mantener una perspectiva cercana a los mercados locales y adaptarnos a las condiciones cambiantes”, enfatizó Mario Alonso.

Rafael Jiménez también coincidió y afirmó que su apuesta por Latinoamérica es a largo plazo. “En este 2024, PPU cumplirá sus diez primeros años de vida, y estamos convencidos de que sí es una buena idea invertir en América Latina. Además, tenemos claro que si nuestros clientes están en Latinoamérica (y no son solo españoles o portugueses), nosotros estaremos con ellos”.

En términos de rendimiento global y oportunidades de negocio significativas, Mario Alonso reveló que la presencia de Auren en Latinoamérica es fundamental. “La región contribuye de manera clave a nuestros resultados, permitiéndonos ofrecer servicios multidisciplinarios a empresas que operan en la región”.

Rafael Jiménez, por su parte, comentó que las oportunidades para Uría Menéndez son ya una realidad y el potencial de crecimiento a futuro es espectacular, actualmente el mercado latinoamericano representa el 7 % de los ingresos globales de la firma.

“Permitidme poner como ejemplo mi propia práctica profesional hoy. En 2015, con motivo de la constitución de PPU, Luis de Carlos, para entonces socio director de Uría Menéndez, me propuso ir como socio del despacho a la oficina de PPU en Chile. Estuve allí hasta comienzos de 2019 y, desde entonces, he seguido muy conectado no solo con PPU, sino también con la región. Pues bien, hoy por hoy, ya de vuelta en Madrid, más del 50 % de mi práctica profesional tiene un marcado carácter internacional vinculado en su mayoría con Latinoamérica. Somos muchos en Uría Menéndez con un perfil parecido y que disfrutamos de estos vínculos tan estrechos con Latinoamérica”.

Dicho lo anterior, y a pesar de un contexto inflacionario, volatilidad cambiaria e incertidumbre social y política, ¿cómo avizoran el panorama en Latinoamérica para el 2024 en áreas como energías renovables, infraestructura, tecnología, compliance, tax, tributos, mercantil y laboral?

Mario Alonso y Rafael Jiménez anticipan un panorama positivo en Latinoamérica para este 2024. A lo anterior, Alonso agregó que “la región sigue siendo atractiva para inversiones y desarrollo empresarial, y estamos comprometidos a ofrecer servicios especializados para apoyar a nuestros clientes en este entorno dinámico”.

Su par, Rafael Jiménez dijo que cuando nació PPU hace diez años había una expectativa de estabilidad en los países de la Alianza del Pacífico y no podíamos imaginar, ni remotamente, la cantidad de amenazas, retos y obstáculos que habría que superar (pandemia, crisis económicas y políticas, estallidos sociales, etc.). “Ahora, el reto es el contexto inflacionario y las altas tasas de interés, que -si bien en Latam afectan más- son fenómenos globales que estamos preparados para afrontar en las distintas áreas de práctica”.

Oportunidades y optimismo de crecimiento

Mario Alonso proyectó un crecimiento continuo tanto en volumen como facturación para este año 2024, tanto en Latinoamérica, como a nivel global. “Nuestra estrategia de expansión, junto con la diversificación de servicios y la consolidación de nuevas alianzas en la región, respaldarán este crecimiento sostenido”.

A la vez, adelantó que en este 2024 planean consolidar su presencia en Latinoamérica con la integración de firmas en Perú y Brasil, dos países que son claves para completar su cobertura a nivel regional. De igual modo, continuarán expandiendo las diversas áreas de práctica para adaptarse a las crecientes demandas del mercado.

Entretanto, Rafael Jiménez, de Uría, ratificó que seguirán trabajando para ayudar a mantener y consolidar lo mucho conseguido con PPU y, al mismo tiempo, seguir creciendo y rentabilizando las muchas oportunidades que presenta Latinoamérica no solo en términos de facturación, que es una magnitud de peso, pero que no es la única ni necesariamente la más importante. “Nuestro interés es que nuestro crecimiento en la región siga siendo orgánico y sostenible y preservando siempre la fortaleza de los valores y cultura de firma de PPU y de Uría Menéndez”.

A lo anterior, el socio de Uría anticipó que por el momento no han valorado fusiones ni inauguración de nuevas oficinas, tampoco hacer una política agresiva de fichajes. No se han planteado hacer en Latinoamérica nada diferente de lo que hacen en España, Portugal o en cualquier otra parte del mundo. “En términos de expansión en Latam, apostamos por crecer de forma sostenida y sostenible y, por ello, sin perjuicio de alguna contratación lateral para fortalecer alguna área de práctica, nuestra estrategia y compromiso siguen siendo con nuestro propio plan de carrera, apostando por la buena cantera de asociados que tenemos en PPU y en Uría”.

La globalidad atrae el talento

Sin duda que las firmas españolas que ya tienen una presencia en América Latina las hace muy atractivas para atraer a los mejores prospectos de la abogacía, en esto coincidieron Alonso y Jiménez.

“Nuestra combinación única de origen español y alcance internacional ofrece a los profesionales una oportunidad única de crecimiento en un entorno multicultural y globalizado”, aseguró Mario.

A lo anterior, Rafael agregó que por su presencialidad en Latinoamérica es una de las cuestiones por las que más preguntan los candidatos y lo que más les atraen. “Es también uno de los aspectos más valorados por los asociados. El plan de secondments de asociados de PPU en Uría Menéndez es un éxito. En términos de experiencia internacional, es hoy por hoy una de las opciones más valoradas”.

Los nuevos tiempos tras la llegada de firmas latinoamericanas a España

En 2023, España se convirtió en un destino valioso para los despachos que proceden desde Latinoamérica, sobre estas nuevas oportunidades de negocio, Mario Alonso, presidente de Auren, y Rafael Jiménez, socio de Uría Menéndez, precisaron que siguen de cerca esta nueva tendencia.

“La llegada de firmas latinoamericanas a España es un fenómeno que seguimos de cerca. Para este año esperamos un dinamismo continuo en este sentido, abriendo nuevas oportunidades de colaboración y negocios conjuntos. Es particularmente destacable la iniciativa tomada dentro de Auren, donde se ha establecido diversos Desks a nivel internacional. Específicamente, el Desk España-LATAM ha surgido como un componente clave en esta estrategia que, sin duda, facilitará la generación de negocios entre ambos mercados, fomentando sinergias y centralizando oportunidades comerciales para brindar un servicio uniforme”, puntualizó Mario Alonso.

Continúo Rafael Jiménez señalando que la llegada de firmas latinoamericanas a España les gusta. “Tenemos grandes amigos en muchas de esas firmas y creemos que nos enriquece que estén cerca. Además, su llegada es un claro signo de la fortaleza y globalización de sus clientes y empresas en sus respectivos países. Se trata de compañías que tradicionalmente habían centrado sus movimientos internacionales en otros países de Latam o en Estados Unidos y que ahora se atreven a dar el salto a Europa, lo cual nos abre un mundo de oportunidades”.