La abogacía española enfrenta el 2024 con la atención en la inflación, en la competitividad y la captación de talento

8 de enero de 2024 |
Por Heidi Maldonado

Llegó el 2024 y con él un año que empieza a escribirse dentro de los principales despachos de la abogacía española. Por ello, en Líder Legal consultamos, en esta primera entrega, a Mario Alonso, presidente de Auren; Jens Jahnke, socio y responsable del área de Latinoamérica de Balder; Esteban Ceca Gómez-Arevalillo, socio director de Ceca Magán, y Alfonso Diez de Rivera Elzaburu, socio y presidente de Elzaburu, sobre los grandes retos del sector legal en este nuevo año.

La incertidumbre económica, marcada por la inflación, sin duda impactará, como es habitual, en la demanda de los servicios legales; y la crisis geopolítica unida a los retos habituales a los que se enfrentan los despachos de abogados como es mantener la competitividad, fidelizar y captar talento, desarrollar e implementar herramientas digitales y soluciones tecnológicas -con un foco especial en la IA-, y continuar siendo rentables en un contexto de precios muy ajustados y competitivos serán algunos de los grandes retos y desafíos a los que se enfrentarán las firmas en 2024.

Entorno económico complejo que obliga a ser más eficientes

Para Mario Alonso, de Auren, uno de los retos para este año 2024 de la economía en general será la gestión adecuada de las incertidumbres económicas y geopolíticas que nos rodean, tanto a nivel nacional como mundial. “Desde Auren nos centraremos en seguir ayudando a nuestros clientes a gestionar con éxito las dificultades a las que se enfrentan: regulatorias, de negocio, de compliance, o tecnológicas, aportándoles valor añadido con nuestro asesoramiento 360 de carácter innovador, cercano y flexible”.

Jens Jahnke, de Balder, dijo que sin duda la incertidumbre económica será “uno de los retos a los que tendremos que enfrentarnos en este 2024, sin perder de vista los otros desafíos a los que tenemos que hacer frente como la atracción y retención del talento o la definición e implantación de estrategias internas de automatización y de IA”.

Siguió Esteban Ceca Gómez-Arevalillo, de Ceca Magán, quien precisó que el 2024 se plantea como un año incierto, con bastantes retos e incertidumbres por delante. “Por un lado, tenemos todavía la inflación elevada, lo cual afectará a la financiación de las compañías, que obligará a reestructurar deuda en muchos casos, y de las operaciones mercantiles, que se resentirán, en mi opinión, a la baja también por ello. También el contexto de guerra tanto en Ucrania como en Gaza, que no parece que a corto plazo vaya a solucionarse, no invita a que el panorama económico vaya a mejorar en los próximos meses. Especialmente en cuanto al coste de materias primas, y especialmente el petróleo.

También, en el panorama nacional español habrá que ver cómo o no los pactos a los que llegue el Gobierno con los partidos independentistas, pueden afectar a la economía, a las empresas o al empleo. En definitiva, que se presenta un año que a mi parecer será, cuando menos, en su primer semestre, complicado, por las citadas incertidumbres, unidas a los retos habituales que tenemos los despachos de abogados en cuanto a mantener la competitividad, a fidelizar y captar talento, implementar herramientas informáticas y digitalización, continuar siendo rentables en un contexto de precios muy ajustados y competitivos, y el largo etcétera habitual que todos conocemos y al que nos enfrentamos a diario”.

A lo anterior, Alfonso Diez de Rivera Elzaburu, de Elzaburu, agregó que surfear la incertidumbre económica y geopolítica seguirá siendo uno de los tantos retos a los que se enfrentará el sector legal en este 2024 y en los años venideros. “En nuestro caso, particularmente importante el contexto internacional, ya que más de la mitad de nuestra facturación proviene del extranjero, por lo que lo tenemos en gran consideración en el marco de nuestras operaciones.

La incertidumbre económica será habitual en los próximos años, por lo que tenemos en el foco hacer un uso eficiente de nuestros recursos de la mano de la tecnología y sus últimos avances, especialmente la IA generativa”.

En cuanto a si la inflación será un determinante en la demanda de los servicios legales, Mario Alonso, de Auren, aclaró que “la inflación, salvo sorpresas, empieza a estar controlada en Europa. En todo caso, la inflación siempre impacta en la demanda de los servicios legales y genera una mayor presión por parte del mercado en los honorarios”.

Por su parte, Jens Jahnke, de Balder, consideró que si bien la inflación siempre es un aspecto a tener muy en cuenta, “no consideramos que la situación actual de España vaya a verse afectada en gran medida por la incertidumbre geopolítica general y por ello, consideramos que el IPC e inflación no serán un factor determinante”.

Esteban Ceca Gómez-Arevalillo, de Ceca Magán, respondió que “claramente sí, en cuanto a la demanda de servicios a los bufetes para combatir la misma, pero, por el contrario, no creo que los despachos podamos impactarla en igual medida en nuestras tarifas. Creo que vamos a un contexto de mayor ajuste de precios en las firmas, no de actualización a la inflación. En los próximos meses, el criterio de precio se tendrá muy en cuenta para la selección de las firmas por los clientes”.

Alfonso Diez de Rivera Elzaburu, socio y presidente de Elzaburu, precisó que “todo dependerá del valor que seamos capaces de ofrecer desde las firmas de servicios legales. Convivimos con la inflación desde hace ya dos años. Una firma como la nuestra, de 160 años de historia, ha vivido distintos contextos económicos y de incertidumbre y los ha sabido navegar con resiliencia. Si no, no estaríamos aquí. Lo determinante es presentar una propuesta de valor que siga cubriendo necesidades de nuestros clientes.

Foco en la IA Generativa, sostenibilidad, expansión y reforzamiento de equipos, entre las prioridades de las firmas en este 2024

Mario Alonso, de Auren, dijo que desde la firma seguirá “ayudando a nuestros clientes con el desarrollo e implementación de herramientas digitales y soluciones tecnológicas -con un foco especial en la IA-; y también en la inversión y en el desarrollo tecnológico de Auren Legal integrando servicios de otras divisiones. Desde el punto de vista de las personas, seguiremos atrayendo y preservando el talento diverso e innovador, además de seguir cuidando a nuestra gente y hacerlo con los valores de Auren. Por otro lado, otra de nuestras prioridades es seguir creciendo nacional e internacionalmente. No podemos olvidar tampoco la necesaria apuesta del sector por la sostenibilidad, en la que ya estamos trabajando con nuestros consultores expertos en la materia”.

Jens Jahnke, de Balder, precisó que dentro del marco de atención constante y de calidad a los asuntos y conflictos de sus clientes, “desde Balder vamos a destinar gran parte de nuestros esfuerzos al desarrollo e implementación de nuevas tecnologías y herramientas basadas en la Inteligencia Artificial Generativa.

Asimismo, otras de nuestras prioridades para este 2024 es la adopción de políticas internas de criterios ESG efectivos y reales y el procesamiento de lenguaje natural para mejorar los procesos de automatización”.

Esteban Ceca Gómez-Arevalillo, de Ceca Magán, nos reveló que entre sus prioridades está “continuar creciendo de manera sana y rentable, como lo hemos venido haciendo en los últimos años, y expandiendo el bufete a nivel nacional. Sin renunciar en ningún caso a nuestra calidad técnica. Queremos seguir incorporando nuevos profesionales y equipos en especialidades, sectores o nichos donde no estamos o donde debemos reforzarnos. Primaremos también en desarrollar aún más nuestra oficina de Barcelona, además de la tracción natural que ya tenemos implantada en Madrid. También seguir incorporando equipos y profesionales en las oficinas de Sevilla y Canarias, y esperamos estrenar pronto apertura en Galicia de la mano de Javier Romano, reciente fichaje que dimos en noviembre de 2023. En cuanto a especialidades, apostaremos mucho por reforzar nuestro equipo de Derecho Mercantil, para que, junto con nuestra reconocida área laboral, se convierta en el principal motor del bufete a nivel de generación de trabajo y facturación”.

Alfonso Diez de Rivera Elzaburu, de Elzaburu, agregó que su prioridad es “consolidar la cultura y posicionamiento de la firma como líderes sectoriales en el campo de la PI, integrar a los nuevos abogados, ingenieros y profesionales en los equipos, y seguir mejorando la calidad de nuestros servicios. En este último punto, entra la ampliación de estos, en aras de seguir ofreciendo un asesoramiento 360 en materia de activos intangibles”.

El principal reto está en la inversión en tecnología y la atracción y retención de talento

Para Mario Alonso, de Auren, sus principales retos son “continuar con nuestro proceso de inversión en tecnología para integrar los servicios más tradicionales, con las últimas soluciones tecnológicas que ofrecemos desde diferentes áreas de la firma. También cerrar alguna de las operaciones corporativas en marcha (nacional e internacionalmente) y mantener servicios innovadores”.

Siguió Jens Jahnke, de Balder, “como decíamos, la atracción de talento y su retención viene siendo desde hace unos años uno de los grandes desafíos, entre otros motivos debido a la poca visibilidad del sector de la propiedad industrial en el mundo legal y al poco arraigo y búsqueda de cambio continuo de las nuevas generaciones.

Además, la captación de nueva clientela sigue siendo un desafío constante y al que nos enfrentamos todos los despachos. Por ello será importante enfocar nuestros esfuerzos en hacer más atractivos y eficientes nuestros servicios actuales y la búsqueda continua de nuevas herramientas y servicios que ofrecer”.

Esteban Ceca Gómez-Arevalillo, de Ceca Magán, “en 2023 esperamos cerrar en los entornos de los 20 millones de euros de facturación, lo cual supondrá un crecimiento superior al 20 % respecto del año pasado. Nuestro objetivo es repetir esas cifras de desarrollo en 2024, conscientes de que no será fácil”.

Alfonso Diez de Rivera Elzaburu, de Elzaburu, mencionó que, además de los anteriormente citados; contexto geopolítico e incertidumbre económica; “podríamos añadir seguir ofreciendo una propuesta de valor atractiva para nuestros clientes, que nos permita mejorar la competitividad, así como, la capacidad de seguir teniendo un proyecto atractivo y atrayente para el talento joven, con la competitividad que existe actualmente en el sector legal, y la integración eficiente de las nuevas tecnologías como la IA generativa que puedan mejorar algunos procesos”.

En reestructuraciones, concursal e insolvencias, IA, bancario, construcción, laboral y M&A se centrarán las oportunidades de negocio

Mario Alonso respondió que las áreas de Auren que liderarán este 2024 “serán reestructuraciones, concursal e insolvencias, y las más innovadoras como las áreas de asesoramiento en la IA o en eSports y de TI en general. También las operaciones corporativas y de M&A. 

Entretanto, Jens Jahnke, de Balder, considera que los principales sectores que generarán más oportunidades de negocio en España “serán el sector bancario, el de construcción e infraestructuras, el textil y el turismo. Además, las startups y otras empresas dedicadas a la nuevas tecnologías, IT y desarrollo de IA van a suponer un importante motor económico y, por consiguiente, una fuente importante de negocio para los despachos legales”.

A lo anterior, Esteban Ceca Gómez-Arevalillo, de Ceca Magán, cree que el laboral y de reestructuraciones y finance del despacho serán unas de las más privilegiadas en cuanto a la recepción de trabajo. “Por los motivos aludidos de costes de financiación e intereses consecuentes. Además, existirán ajustes laborales permanentes o transitorios en muchas empresas, lo cual demandará que los departamentos de Derecho Laboral estén muy activos. De igual modo, preveo que suba la litigiosidad por las mayores dificultades de pago y cumplimiento de obligaciones que muchas sociedades van a tener que abordar. Y se mantendrán activas las políticas sobre cumplimiento normativo y sostenibilidad”.

Alfonso Diez de Rivera Elzaburu, de Elzaburu, coincidió en que “el campo de los activos intangibles gana cada día mayor peso en el balance de compañías, en ese aspecto estamos bien posicionados. Dentro de este, nos movemos bien en el territorio de la innovación y las nuevas tecnologías desde un punto de vista tanto legal como técnico, con nuestro equipo y talento multidisciplinar”.

Los despachos siguen apostando por el teletrabajo y por convertirse en organizaciones más flexibles y modernas

Mario Alonso, de Auren, nos dijo que en esta etapa de mucha exigencia tanto de clientes como de los propios profesionales de las firmas su ruta a seguir en este 2024 será “incorporar talento alineado con nuestra cultura humanista, basada en la confianza y en la flexibilidad y con las personas siempre en el centro. Por otro lado, seguiremos implantando políticas de sostenibilidad y fomentando nuestra cultura de diversidad e igualdad. Seguiremos compatibilizando la excelencia profesional, con una organización flexible y moderna, con una clara apuesta por el teletrabajo y la concentración de horarios”.

Jens Jahnke, de Balder, recordó, como lo ha indicado a lo largo de nuestra conversación, que “una de nuestras prioridades es la definición y puesta en marcha de políticas ESG que sean efectivas y alcanzables, así como una firme convicción en la conciliación de la vida personal y laboral. Además, como siempre, Balder apuesta por una política de formación continua interna y externa, la proyección profesional, un modelo híbrido de teletrabajo y trabajo presencial y otra serie de beneficios e incentivos a nuestra plantilla”.

Mientras tanto, Esteban Ceca Gómez-Arevalillo, de Ceca Magán, respondió que “claramente las prioridades de los abogados jóvenes han cambiado respecto de las generaciones previas. Ahora prima principalmente ser capaces de mantener un equilibrio razonable entre dedicación, trabajo y esfuerzo a favor del despacho, con conciliar la vida personal. Y todo ello en un contexto de una remuneración justa y tal vez algo inflacionada, porque cada vez hay menos talento para poder contratar y existe la misma o más demanda. Encontrar ese equilibrio razonable será el éxito de la fidelización y captación de talento en el futuro. Herramientas como una bien entendida carrera profesional para los tiempos actuales, una exigencia de cargabilidad horaria lógica y proporcionada, el fomento de la retribución flexible y la retribución por objetivos, la formación constante, el teletrabajo o políticas de igualdad y paridad, ayudarán mucho a ello. Pero hay que evolucionar los paradigmas clásicos de que es la remuneración creciente constante como mecanismo principal de retención de talento. Si no se dan otras variables, esto por sí mismo no funciona”.

Para Alfonso Diez de Rivera Elzaburu, de Elzaburu, su ruta a seguir será “un proyecto con una cultura, posicionamiento y valores claros que ofrezca transparencia, seguridad, estabilidad y garantías, no solo para nuestros profesionales, sino también para nuestros clientes. Abogamos por la conciliación familiar y personal, y procuramos inculcar el orgullo de pertenencia a largo plazo con la firma”.

Tecnología y gestión del talento tendrán relevancia en el fortalecimiento del modelo de negocio de las firmas

Mario Alonso, de Auren, “en 2024 esperamos cerrar varias operaciones corporativas, tanto en España, como a nivel internacional, que supondrán un notable crecimiento para la compañía. También potenciaremos los servicios relacionados con la sostenibilidad, los procesos de digitalización y las reestructuraciones, siempre con un enfoque 360 grados y multidisciplinar. Continuaremos con nuestra política de grandes fichajes y seguiremos apostando por el talento joven”.

Jens Jahnke, de Balder, dijo que, a modo de resumen, “podemos concluir que nuestras políticas para fortalecer nuestro modelo de negocio, competitividad y captación de negocio y talento para 2024 se centrarán en:

  • Desarrollo de nuevas tecnologías con especial atención a la automatización a través de las herramientas de Inteligencia Artificial
  • Procesamiento del lenguaje natural e implementación en los procesos internos.
  • Visibilizar la profesión y el mundo de la propiedad industrial y hacerla más atractiva para la captación y retención de talento.
  • Políticas de concienciación medioambiental, social y de gobierno, así como formación continua, promoción interna y beneficios para el equipo de Balder”.

Por su parte, Esteban Ceca Gómez-Arevalillo, de Ceca Magán, dijo que esos puntos clave que sin duda reforzarán en este 2024 y que serán importantes para el fortalecimiento de su modelo de negocio serán el “crecimiento en tamaño, sin perder talento ni rentabilidad. Creo que en España nos acercamos a una nueva era donde va a existir una gran concentración de firmas jurídicas entre sí, durante los próximos años, para generar operadores de mayor tamaño, con más capacidad de servicio, más eficientes y más competitivos. Quienes no sean capaces de aguantar el pulso en esa carrera, terminarán por desaparecer. Por tanto, tenemos claro que es una prioridad continuar el camino ya iniciado hace varios años de seguir en esa línea”.

Alfonso Diez de Rivera Elzaburu, de Elzaburu, expuso que se reforzarán en este 2024 en “cultura, mejora de procesos con la ayuda de la tecnología y continua mejora de la calidad de nuestros servicios”.

En retrospectiva, ¿están dónde quieren?