Heather Mitchell de Carlyle: una mujer que se mueve en una industria dominada por hombres

También ha estado en el top de los 100 in house más influyentes en el mundo
Publicado el agosto 17, 2020, 10:25 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins
17 de agosto |

“Una de las razones por las que hago esta entrevista es para poder enviársela a mis padres. Son realmente importantes para mí. Ah, de repente, la personalidad de la mujer dura se desmorona », bromea Heather Mitchell, asesora general global (GC) de inversiones y directora de EMEA en The Carlyle Group.

La carrera de 17 años de Mitchell en el gigante de capital privado de Estados Unidos la ha visto constantemente clasificada entre los abogados in house más influyentes. Sin embargo, dijo que lo que enorgullece más a su padre es que ella forma parte del consejo asesor de la Facultad de Derecho de Cornell, donde estudió».

Mitchell creció en Nueva York, cerca de la frontera con Canadá, en una pequeña ciudad en Finger Lakes. Después de graduarse trabajó en el departamento de aviación de Squire, Sanders & Dempsey, a pesar de creer que estaría litigando, y luego un cliente la atrajo a Kaiser Group, un conglomerado que cotiza en la Bolsa de Nueva York. “A una edad muy joven me convertí en la directora general de esta gran empresa que estaba pasando por una reestructuración masiva y haciendo refinanciaciones, préstamos temporales y división de acciones. Allí estuve durante tres años, que es donde obtuve mi base empresarial.

Por un año, Mitchell ejerció la práctica privada como asociada en la firma Akin Gump Strauss Hauer & Feld; sin embargo, quería desarrollarse como in house. Se unió a Carlyle en el 2002 como asesora legal en Washington D.C., y luego se convirtió en GC para EMEA en 2005. Ese cargo llegó con un boleto de ida a Londres. «El plan era que yo estaría aquí para una comisión de servicio de dos años ya que nos estábamos expandiendo y pensamos que era hora de tener una base legal internacional».

Pasaron 14 años y Mitchell nunca se fue. “Amo Londres”. Fui nombrada GC global para inversiones en 2014 y luego jefa de EMEA tres años después, con la supervisión de un equipo legal de 12 abogados en Europa, Asia y EE. UU.

Es fácil olvidar que Mitchell encabeza una función legal en lugar de dirigir un equipo de negociación, dado su apetito por las transacciones. «Mi corazón está con M&A. No quiero usar el término «adicta a las transacciones», pero me encantan las fusiones y adquisiciones».

Los acuerdos nunca están lejos de los pensamientos de Mitchell. Considera que el papel clave de su brazo legal es «eliminar la burocracia para que los equipos de negociación puedan hacer lo que mejor saben hacer», así como rescatar transacciones que de otro modo no se hubieran realizado.

Ella tiene dos ambiciones para su área: ser el mejor departamento dentro de Carlyle y el mejor equipo legal interno en servicios financieros, lo que, según ella, requiere capacidad de respuesta y comercialidad. Como tal, no le da mucha importancia al equilibrio entre el trabajo y la vida, que a menudo se promociona como más alcanzable en la empresa que en la práctica privada.

“Si algún GC afirma que su libro favorito es Ulises, entonces está mintiendo porque simplemente no hay tiempo suficiente. Mi función ahora es 24 horas al día, siete días a la semana porque es global”.

La expansión de Carlyle a lo largo de los años la ha convertido en una de las firmas de inversión globales más grandes y reconocidas. Tiene 223 mil millones de dólares activos bajo administración con inversiones en un conjunto de industrias, que incluyen salud, energía y bienes raíces. «Se nos consideraba una empresa de capital privado única y preeminente, pero, al igual que otras instituciones, nos estamos moviendo hacia otros mercados».

Está particularmente entusiasmada con la última estrategia de inversión del grupo en energías renovables. «Me preocupo mucho por el medioambiente, así que eso es unir los negocios con mis intereses personales».

Reconocimientos

Mitchell es una mujer que se mueve en una industria dominada por hombres, en junio de 2019 logró calar en la lista de los 100 in house más influyentes en el mundo. En enero de 2018 fue nombrada asesora general individual del año por Legal 500. En octubre de ese mismo año, Mitchell y su grupo fueron reconocidos como el equipo legal interno más innovador para desarrollar nuevos modelos de prestación de servicios y negocios. También ganaron el prestigioso premio de «Estableciendo un nuevo estándar» para los equipos legales internos en los premios de abogados innovadores de FT.