Pilar Menor: “He trabajado mucho y muy duro, no puedo negar que he hecho algunos sacrificios personales”

“Conceder a las mujeres los mismos derechos que los hombres no basta para acabar con determinadas brechas, hacen falta algunas medidas adicionales para eliminar barreras visibles e invisibles”
8 de marzo de 2024 |
Por Heidi Maldonado

En este seriado de entrevistas a mujeres líderes de la abogacía y en conmemoración del Día Internacional de la Mujer también hablamos con Pilar Menor, global co chair employment DLA Piper y senior partner DLA Piper España.

Pilar es una abogada apasionada por el derecho laboral que disfruta trabajando para clientes y liderando un equipo de casi 400 abogados en más de 40 países, un reto cultural interesantísimo, cuenta. Es presidenta de Forelab, el foro español de abogados laboralistas, dedicado a promover el conocimiento especializado del derecho laboral y un lugar de encuentro para los profesionales, y profesores de derecho laboral en diversas universidades.

“Soy madre de dos niños mellizos de 9 años, mi marido se llama Carlos y también es abogado, y tengo una perrita que se llama Rita”. Confiesa que ha trabajado mucho y muy duro para estar en la posición en la que hoy se encuentra y no niega que ha hecho algunos sacrificios personales, “pues los puestos de responsabilidad son muy exigentes”. Cree en el liderazgo por el ejemplo e intenta no exigir nada que no esté dispuesta a dar.

La inspira el trabajo de las personas comprometidas con ayudar a los demás y cambiar el mundo, el gazpacho andaluz es su plato estrella y su canción favorita es Fly Me To The Moon, de Frank Sinatra.

A casi cuatro años de su nombramiento como global co chair employment de DLA Piper y senior partner de DLA Piper España…¿Qué balance haces a la fecha, en cuanto a errores y aciertos?

Está siendo una experiencia muy interesante y enriquecedora. Comencé en mi rol de global co-chair en mayo de 2020 en pleno confinamiento por la pandemia, así que mis primeros tiempos al frente de la práctica fueron en un entorno virtual. Ahora ya estoy viajando a distintos países y disfruto mucho de los encuentros con los equipos locales. Vivimos tiempos muy interesantes para los laboralistas y los resultados de la práctica son muy buenos, esto es gracias a la estrategia que hemos diseñado y los esfuerzos de los magníficos profesionales que componen el equipo.

¿En qué áreas estratégicas ves mayor oportunidad de negocios en este 2024?

Hay grandes tendencias globales que presentan oportunidades interesantes para los laboralistas, así la mitad del mundo está atravesando procesos electorales, en función de los resultados puede haber reformas laborales que den lugar a un incremento de las necesidades de asesoramiento laboral. En Europa hay diversas directivas pendientes de transposición al derecho local sobre temas que son también tendencia en el resto del mundo, como por ejemplo la transparencia retributiva.

Los efectos permanentes de la pandemia siguen dándonos mucho trabajo de asesoramiento relacionado con sistemas de trabajo híbridos, trabajo en remoto, la intensificación del foco en la salud mental y el bienestar de los empleados.

La situación económica y cuestiones geopolíticas han dado lugar a mucho trabajo de reestructuración de plantillas y todavía habrá trabajo en esta área.

El control de costes y las medidas de flexibilidad son siempre un reto para las empresas.

Para concluir, dos temas muy importantes: el impacto de la transformación digital y la inteligencia artificial en el mundo del trabajo; y la incorporación de los criterios de sostenibilidad a la estrategia de las empresas, dentro de los criterios ESG. La “S” o pilar social de la sostenibilidad tiene mucho que ver con el derecho laboral, incluye temas como la diversidad e inclusión, el respeto de los derechos humanos y laborales en la cadena de suministro, etc.

En definitiva, todo apunta a que los laboralistas vamos a estar muy ocupados con estas tendencias y otras como litigación, investigaciones, y asesoramiento del día a día.

¿En qué puntos estratégicos has centrado tu liderazgo?

En nuestros pilares estratégicos: nuestras personas, clientes y sectores, calidad, sostenibilidad y alignment.

¿Qué tanto te ha costado llegar a la posición en la que hoy te encuentras tomando en cuenta factores tan reales como la escasa presencia de mujeres en puestos de dirección o sociatura en la comunidad jurídica global?

He trabajado mucho y muy duro, no puedo negar algunos sacrificios personales pues los puestos de responsabilidad son muy exigentes, sobre todo cuando se combina con el trabajo para clientes y otras actividades, pero DLA Piper siempre me ha apoyado mucho y me ha dado grandes oportunidades de carrera, estoy muy agradecida.

¿Bajo tu liderazgo qué iniciativas de diversidad e inclusión has puesto en marcha?

Yo dedico parte de mi tiempo a la promoción de la diversidad y la inclusión, una causa con la que estoy muy comprometida, participo en varias iniciativas de la firma en esta materia: soy miembro del Comité de Diversidad e Inclusión que desarrolla las políticas de la firma en la materia, y vicepresidenta de LAW, nuestra red de empleados de equilibrio de género, entre otros… Estoy muy orgullosa de las promociones a socias tanto en mi país cuando era managing partner como de las que han tenido lugar en mi grupo desde que soy la responsable. Por citar una iniciativa reciente, soy la senior sponsor de “ELEVATE”, un programa de esponsorización de talento infra representado en la sociatura que pone en contacto sponsors seniors con sus protegidos para ayudarles a impulsar sus carreras. Hemos visto unos resultados muy positivos en las promociones que ya han tenido lugar.

¿Para Pilar cuál es la diferencia entre equidad e igualdad y por qué la igualdad de oportunidades no es suficiente?

Aunque equidad e igualdad suelen utilizarse indistintamente, no significan lo mismo. La igualdad es el objetivo final, la equidad es la forma de alcanzarlo. Conceder a las mujeres los mismos derechos que los hombres no basta para acabar con determinadas brechas, hacen falta algunas medidas adicionales para eliminar barreras visibles e invisibles.

¿De qué manera DLA Piper protege y retiene el mejor talento?

Nuestra propuesta de valor como empleadores gira en torno a tres ejes, el primero, invertir en nuestros profesionales con formación, oportunidades de desarrollo de carrera, oportunidades internacionales como los programas de secondment, etc.; el segundo reconocer la aportación de nuestros profesionales y celebrar sus éxitos; y el tercero la confianza en nuestros profesionales dándoles flexibilidad con medidas como la política de Work Smart que permite un par de días a la semana de trabajo flexible.

Es muy importante revisar los datos relativos al ciclo de vida del empleado para ver en qué momento se pierde talento y cuáles son los motivos para poder tomar medidas. Es también importante escuchar a los empleados y por eso hacemos periódicamente engagement surveys para tomar medidas respecto del feedback recibido.

¿Qué tanto ha variado la cultura y mentalidad de los despachos en España?

Ha habido muchos cambios, el sector se ha modernizado y hemos ganado en medidas de flexibilidad y posibilidades de conciliación. Hay muchos factores que han influido en el cambio: la llegada de los despachos internacionales en los años 90, cambios legislativos, o la laboralización de los abogados, por mencionar algunos.

¿Qué influencia social positiva ejercen en la sociedad los profesionales del derecho?

La abogacía tiene una importante función social y es una herramienta importantísima para fomentar cambios: los profesionales de la abogacía somos garantes del Estado de Derecho y del Derecho de Defensa.

¿Cómo se lidera en tiempos tan convulsos como los que estamos viviendo ahora?

Con humanidad y empatía, es importante ponerse en el papel del otro.

En pocas palabras…

¿Qué es lo más inteligente que te han dicho nunca (y quién lo dijo)?

Me gusta la frase “attitude is altitude”, creo que tiene mucho sentido.

¿Quién (para bien o para mal) ha sido la persona que más ha influido en tu carrera?

Mi madre siempre ha sido un gran ejemplo y también hay compañeras que me han servido de inspiración.

¿Por qué?

Cuando mis hermanos y yo éramos pequeños mi madre no trabajaba, pero siempre buscaba un hueco para estudiar así que pudo completar 3 licenciaturas, aprobar unas oposiciones y empezar una carrera profesional siendo mayor, ahora ya está jubilada. Me ha transmitido el valor del esfuerzo.

¿Cuáles son los valores éticos sobre los que trabajas a diario?

Creo en el liderazgo por el ejemplo, intento no exigir nada que yo no esté dispuesta a dar y los que estamos en puestos de responsabilidad debemos ser muy conscientes de la influencia de nuestro comportamiento. Intento aplicar en mi trato con los clientes, el equipo y la sociedad los valores de la firma: el apoyo (“be supportive”), la colaboración (“be collaborative”), la audacia (“be bold”) y la excelencia (“be exceptional”).

¿Qué te preocupa de la IA?

Creo que nos puede ayudar a conseguir muchas eficiencias y mejorar la propuesta de valor, pero en su manejo hay que aplicar un enfoque humanista, porque los problemas tecnológicos también tienen un componente humano. En el mundo del derecho del trabajo se predice una gran influencia y plantea problemas jurídicos complejos como por ejemplo los sesgos discriminatorios.

¿Una canción?

Cualquier bolero de María Dolores Pradera, crecí viajando en coche con mi familia y mis padres ponían boleros en el coche, así que me los sé todos… También me gusta mucho Fly Me To The Moon, de Frank Sinatra.

¿Se te da la cocina, cuál es tu plato estrella?

El gazpacho andaluz es mi plato estrella. Ahora estoy intentando perfeccionar mis paellas, las hago los fines de semana.

¿Un recuerdo de la infancia?

Los veranos con mi abuela en su pueblo, mis padres nos dejaban algunos días con ella y para una niña de ciudad era un entorno de libertad maravilloso.

¿Una clave para el éxito?

Trabajar, trabajar y trabajar y ser consciente de los factores distintos del trabajo duro que contribuyen al éxito, como el networking, la formación en habilidades directivas, etc.

¿Qué te inspira?

El trabajo de las personas comprometidas con ayudar a los demás y cambiar el mundo. En el despacho estamos muy comprometidos con el trabajo Pro-Bono y trato de colaborar cuando puedo. Hace unos años viajé a la isla de Samos para dar asistencia a solicitantes de asilo en la UE, fue una experiencia dura y transformadora que me volvió a reconectar con la función social del derecho.

¿Un mensaje a las nuevas generaciones de abogados?

Han elegido una profesión maravillosa. Yo soy una apasionada del derecho y disfruto cada día aprendiendo de mi equipo.