Cristina Camarero, de Ontier: “Siempre me he sentido valorada”

"Es indudable que hay expertas en todos los sectores y materias. Simplemente tenemos que luchar entre todos para darles la visibilidad que merecen. No el día 8 de marzo, sino los 365 días del año"
8 de marzo de 2024 |
Por Heidi Maldonado

En Líder Legal nos unimos a la conmemoración del Día Internacional de la Mujer. Con ilusión nuestras invitadas -en este 8M- comparten sus historias, nos dicen quienes son, qué les gusta, en qué creen y cómo liderar con el ejemplo, constancia, integridad, humildad y empatía las ha ayudado a romper el “techo de cristal”.

Hoy arrancamos este especial con Cristina Camarero, quien hace un año se sumó a ese pequeño grupo de mujeres que dirigen los grandes despachos de la abogacía de los negocios. Es la socia directora de Ontier España, se ha dedicado al mundo de los litigios y el arbitraje, casada, madre de tres hijos, a la que le encanta leer, viajar y pasar el máximo tiempo posible con su familia y amigos. Disfruta mucho de su trabajo y de poder ayudar a los clientes en temas complejos.

Cristina nos cuenta que en estos últimos 12 meses ha aprendido mucho, “creo que el balance es positivo. Me he sentido muy arropada por un equipo estupendo al que estoy enormemente agradecida”. La abogada con más de 20 años de experiencia lidera con base en la “adaptabilidad, la resiliencia, la capacidad de escucha y de tomar decisiones difíciles y, por supuesto, en el trabajo en equipo para superar los desafíos”. Trabaja a diario los valores de la honestidad, el respeto y la empatía y su clave para el éxito es la constancia y el esfuerzo.

Más allá de un loable reconocimiento a tu amplia y destacada trayectoria, ¿qué significado tiene para ti ocupar este cargo? ¿Marcará tu liderazgo un antes y un después en la firma?

Para mí este cargo que ocupo, gracias a la confianza que han depositado en mí, supone una enorme responsabilidad. En absoluto considero que marcaré un antes y un después en la firma. Yo me he subido a un barco en marcha con una estrategia muy bien definida y con unos profesionales de máximo nivel. Yo solo soy una pieza más.

¿En qué puntos estratégicos has centrado tu liderazgo?

Todavía es pronto, pero si tuviera que destacar algunos puntos serían: la transparencia, la eficiencia, el talento, el crecimiento y, por supuesto, el cliente que es nuestra razón de ser.

Desde la firma se han planteado como meta para el 2026 unos 60 millones de euros de facturación…¿Cómo van en la consecución de este objetivo?

Es un reto ambicioso, pero tenemos una base sólida para conseguirlo; hemos invertido mucho tiempo y recursos para hacer que esta meta sea alcanzable. Vamos por buen camino.

¿En qué áreas estratégicas ven mayor oportunidad de negocios en este 2024?

Creo que el área de M&A en el sector de energía seguirá muy activo. También será un año en que habrá bastante actividad en el campo de las reestructuraciones. Los aspectos regulatorios de los retos sobre sostenibilidad a los que se enfrentan las compañías también suponen una oportunidad de crecimiento en nuestro trabajo.

¿Qué tanto te ha costado llegar a la posición en la que hoy te encuentras tomando en cuenta factores tan reales como la escasa presencia de mujeres en puestos de dirección o sociatura en la comunidad jurídica global?

Honestamente no he encontrado ningún obstáculo por ser mujer, siempre me he sentido valorada exclusivamente por mi trabajo. De hecho, me nombraron socia directora del área de litigación y arbitraje de Ontier estando embarazada de seis meses. No he encontrado más obstáculos que los propios de una profesión exigente.

¿Bajo tu liderazgo qué iniciativas de diversidad e inclusión has puesto en marcha?

Vivimos el tema de la inclusión y la igualdad de forma muy natural. En Ontier se valora a los profesionales por sus méritos y capacidades, sin tener en cuenta su género. Hay numerosas mujeres ocupando puestos de responsabilidad y liderando multitud de prácticas. Carmen Bascarán es la general counsel de Ontier, Kira Cristia la directora global de RR.HH., Berta Aguinaga lidera el departamento penal, Natalia Callejo el de inmobiliario, Lucía González energía, María Luisa Tortosa concursal, Mercedes Romero y yo misma, el departamento de litigación y arbitraje…

Por supuesto, el despacho cuenta con un Plan de Igualdad y se preocupa por potenciar una mayor presencia de la mujer en todos los ámbitos.

¿Para Cristina cuál es la diferencia entre equidad e igualdad y por qué la igualdad de oportunidades no es suficiente?

Creo que la igualdad es el objetivo final y la equidad es la vía para conseguirlo.

No estoy segura de que la igualdad de oportunidades no sea suficiente, de lo que sí estoy segura es de que es un elemento fundamental. En los últimos tiempos se han hecho enormes avances y dentro de nada esto ya no será un tema de conversación.

¿De qué manera Ontier protege y retiene el mejor talento?

Hay muchos factores que influyen en la retención de talento: retribución, carrera profesional y proyección, motivación, buen ambiente, flexibilidad (…). En Ontier trabajamos en todos ellos.

Quizá ahora uno de los más valorados es la flexibilidad y en Ontier somos especialmente flexibles.

¿Qué tanto ha variado la cultura y mentalidad de los despachos en España?

La cultura y mentalidad de los despachos en España ha variado en los últimos años. Los despachos están buscando nuevas formas de trabajar y adaptarse a los cambios del entorno legal y empresarial que es lo que demandan nuestros clientes: abogados que se impliquen en sus negocios y sean parte de sus equipos. Centrados en la aportación de valor. Creo que las asesorías jurídicas esperan que te anticipes a sus necesidades.

¿Cuál es el real y verdadero papel de la abogacía dentro de la sociedad actual?

La abogacía, además de ser una pieza esencial para el funcionamiento de un Estado de Derecho, supone un papel clave para dinamizar los negocios y las inversiones, como aliado imprescindible de empresas y empresarios.

¿Qué influencia social positiva ejercen en la sociedad los profesionales del derecho?

La abogacía es una profesión humanista, centrada en las personas, y que tiene una importante labor social. Los abogados siempre tenemos presente que formamos parte del engranaje del Estado de Derecho y que su función está íntimamente relacionada con la protección de los derechos fundamentales. Por eso la influencia del abogado en la sociedad es claramente positiva y enriquecedora.

Es necesario tener referentes femeninos en todos los ámbitos y especialidades jurídicas, en las mesas de debate, en los medios de comunicación, en los claustros de las escuelas de negocios, en las cátedras y en los consejos… ¿Qué se necesita para que esto se dé?

Es indudable que hay expertas en todos los sectores y materias. Simplemente tenemos que luchar entre todos para darles la visibilidad que merecen. No el día 8 de marzo, sino los 365 días del año.

Quizá sea hora de dejar de hablar de igualdad y de las medidas necesarias para lograrla y centrarnos en escuchar lo que estas mujeres tienen que aportar en sus diferentes ámbitos, que es mucho.

En pocas palabras…

¿Qué es lo más inteligente que te han dicho nunca (y quién lo dijo)?

Es difícil elegir, me han dicho infinidad de cosas inteligentes.

Me quedo con una muy básica, pero a la que damos poca importancia: Minuto que pasa, minuto que no vuelve. Me lo dijo un camarero de un restaurante de La Coruña.

¿Quién (para bien o para mal) ha sido la persona que más ha influido en tu carrera? ¿Por qué?

Sin duda Pedro Rodero, presidente ejecutivo de Ontier España, y anterior socio director de Ontier España, porque me ha enseñado mucho y valorado más de lo que probablemente merezco.

¿Cuáles son los valores éticos sobre los que trabajas a diario?

La honestidad, el respeto y la empatía.

¿Qué te preocupa de la IA?

Sinceramente nada.

¿Una canción?

Bohemian Rhapsody de Queen.

¿Se te da la cocina, cuál es tu plato estrella?

En absoluto, no tengo plato estrella porque no sé cocinar.

¿Un recuerdo de la infancia?

La Navidad en casa de mis abuelos con todos mis primos.

¿Una clave para el éxito?

Constancia, trabajo y esfuerzo.

¿Qué te inspira?

Las personas que me rodean.

¿Un mensaje a las nuevas generaciones de abogados?

Que trabajen duro, que no se rindan, que sean creativos, constantes y resilientes, pero, sobre todo, que sean honestos y felices.