Preguntas recurrentes sobre la Ley de Criptoactivos en Brasil: actuación del Regulador, Supervisión y Licencia (II)

Publicado el junio 28, 2023, 2:36 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 9 mins
28 de junio de 2023 |
Por Cecília Alberton Coutinho Silva, abogada de la firma Veirano Advogados en São Paulo

La Ley de Criptoactivos (Ley nº 14.478/2022 o Marco Regulatorio de los Criptoactivos brasileño, como pasó a denominarse) regula la prestación de servicios de activos virtuales (criptomonedas) y dispone sobre las responsabilidades de los intermediarios en la negociación de tales activos en Brasil (proveedores de servicios de activos virtuales – VASPs o exchanges), buscando la protección de los inversores, la estabilidad financiera y la integridad del mercado de criptoactivos en el país.

La publicación de la Ley, cuyos principales aspectos fueron abordados en el artículo publicado en esta columna el 13 de marzo de 2023, es un paso importante para el desarrollo del mercado de criptoactivos en Brasil, en particular por traer reglas claras para los proveedores de servicios de activos virtuales y permitir que las instituciones autorizadas por el Banco Central de Brasil  -Bacen- operen con activos virtuales.

A partir de este contexto general, el objetivo de este segundo artículo es presentar otras cuestiones actualmente debatidas en el mercado brasileño que involucran el Marco Regulatorio de los Criptoactivos brasileño. La primera parte de este artículo trató cuestiones más generales relativas a la Ley.

¿El Regulador exigirá un capital social mínimo para solicitar la licencia para operar en Brasil?

Es necesario esperar la indicación del Regulador por el Poder Ejecutivo que podrá disponer en reglamentación específica sobre este tema. En el momento actual, los VASPs no están obligados a constituir un capital social mínimo a efectos de solicitar la licencia prevista en el Marco Regulatorio de los Criptoactivos.

Sin embargo, de acuerdo con el actual contexto normativo relativo a las operaciones financieras en Brasil, en virtud de la Ley n° 4.595/1964 y de la Resolución BCB n° 2.607/1999, existen límites mínimos de capital desembolsado y patrimonio neto que deben observarse, si la empresa es considerada una institución financiera (personas jurídicas públicas o privadas, que tienen como actividad principal o asesoría la captación, intermediación o aplicación de recursos financieros propios o de terceros, en moneda nacional o extranjera, y la custodia de valor de propiedad de terceros).

Del mismo modo, si la empresa es considerada una institución de pago autorizada a operar por el Banco Central de Brasil – Bacen, de conformidad con la Ley n° 12.865/2013 y la Resolución BCB n° 80/2021, la empresa debe ingresar y mantener un capital mínimo de: (i) R$ 1.000.000,00 (un millón de reales), para iniciador de operaciones de pago; (ii) BRL 2.000.000,00 (dos millones de reales), para los emisores de dinero electrónico, los emisores de instrumentos de pago pospago y los adquirentes; y (iii) BRL 3.000.000,00 (tres millones de reales) para las instituciones de pago que participen exclusivamente en acuerdos de pago cerrados, que presten servicios de emisores de dinero electrónico o de emisores de instrumentos de pago pospago.

Según el Bacen, una entidad de pago es una institución que presta servicios de pago por cuenta de terceros. Estas organizaciones se dividen en tipos, como emisor de dinero electrónico y acreditador. Además, las entidades de pago no son entidades financieras y, por lo tanto, no pueden realizar actividades exclusivas de estas entidades, como préstamos y financiación, ya que están sujetas a la supervisión del Bacen.

Sobre este último punto, cabe destacar que Crypto.com ha obtenido una Licencia de Entidad de Pago – EMI, aprobada el 15/12/2022 por el Bacen. Con esto, Crypto.com comienza a actuar en Brasil como una institución de pago, siguiendo las reglas mencionadas más arriba. Con la medida, la empresa podrá ofrecer servicios de cartera fiduciaria, como la compra y venta de fondos.

¿El Regulador va a prohibir la operación de exchanges que no operan en Reales y se benefician de terceros?

Sí, muy probablemente esa será la principal manera de impedir la operación local de exchanges no autorizadas en Brasil. Como los activos virtuales no están sujetos a controles físicos, el camino más claro será de prohibir a que las instituciones financieras y de pagos brasileñas hagan los on y off ramp.

¿El Regulador va a exigir un business model?

Sí, es probable. El Bacen exige para otras operaciones, en el momento del pedido de la licencia, la licencia de institución de pagos.

¿Ha dicho algo el Bacen respecto a la “travel rule”?

El Bacen aún no se ha pronunciado formalmente sobre la “travel rule” introducida por el Grupo de Acción Financiera Internacional – GAFI, especialmente sobre el requisito de que los reguladores y los proveedores de servicios de valor añadido recopilen y compartan los datos de los clientes durante las transacciones.

¿Cuál es la postura del Bacen respecto a la Supervisión Consolidada?

La Supervisión realizada por el Banco Central de Brasil, en los términos del Manual de Supervisión, acompaña la evolución del mercado financiero, adecuando sus objetivos, principios y políticas, y alineándose con las mejores prácticas y recomendaciones internacionales. Adopta una perspectiva prudencial y de conducta, una postura preventiva y proactiva, haciendo énfasis en la gobernanza y la integración entre las unidades de Supervisión.

El Modelo de Supervisión adoptado, observando las mejores prácticas internacionales, es la supervisión basada en riesgos, centrándose en la evaluación de riesgos y controles de las Entidades Supervisadas – ES, substanciada en un proceso integrado y continuo y observando también los objetivos tradicionales de supervisión, como la verificación de elementos relevantes de los estados financieros y el cumplimiento de las leyes y reglamentos aplicables.

El Modelo de Supervisión del Bacen incorpora el formato de twin peaks, con la separación e independencia entre las estructuras y procedimientos de supervisión prudencial que están bajo la responsabilidad del Consejo de Supervisión – DIFIS, y la estructura y procedimientos de supervisión de conducta, conducidos por el Departamento de Relación, Ciudadanía y Supervisión de Conducta – DIREC. Además, en el ejercicio de su competencia legal por el BACEN, el Departamento de Supervisión tiene como misión actuar con vistas a garantizar la solidez del Sistema Financiero Nacional – SFN y regular el funcionamiento de las Entidades Supervisadas.

Con este fin, sus objetivos son: (a) evaluar a las ES en relación con los riesgos asumidos y la capacidad de gestión dentro de los límites reglamentarios y prudenciales; (b) realizar la supervisión de la conducta; (c) verificar el cumplimiento de las normas específicas de su competencia para que las ES actúen de conformidad con las leyes y reglamentos; y (d) fomentar la divulgación de información por parte de las ES, con vistas a las mejores prácticas de gobierno corporativo en los aspectos de transparencia y equidad en la relación con los participantes del mercado.