Transformación digital, el gran reto del sector legal para formar equipos eficientes

Directivos de Mango, Iberdrola, Fluidra y Wolters Kluwer Legal Software han acompañado a Laia Moncosí, CEO de Lawyers for Projects en una sesión en la que se han analizado los beneficios que la transformación tecnológica ha traído a la abogacía de los negocios
Publicado el octubre 21, 2022, 5:17 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 8 mins
21 de octubre de 2022 |

Lawyers for Projetcs, firma pionera en brindar servicios legales flexibles en España por proyectos y con el respaldo de la tecnología, organizó una sesión junto con Esade Law School y Wolters Kluwer Legal Software sobre el impacto de la tecnología en la eficiencia y valor de los equipos legales.

En un contexto en el que los equipos legales in-house enfrentan una presión cada vez mayor para cumplir con sus objetivos, contar con metodologías y herramientas tecnológicas es fundamental, pero el sector tiene importantes retos que superar como la falta de formación o la gestión de los cambios internos y externos que su aplicación supone para los departamentos legales.

Moderada por Laia Moncosí, CEO de Lawyers for Projects, la sesión contó con la participación de los directivos de algunas de las compañías líderes de la economía española: Eugenia Jover, Head of Legal Department de Mango; Justo Garzón, director de Planificación y Gobierno Corporativo SSJJ de Iberdrola; Jesús Gragera, Global Legal Operations Manager de Fluidra; y José Luis Rivas, director general Legal Software Spain de Wolters Kluwer, así como con la intervención especial de Eugenia Navarro profesora de Estrategia, Legaltech y Marketing Jurídico de Esade Law School.

En este sentido, Laia Moncosí, CEO de Lawyers for Projects, destacó que “la situación de pandemia ha originado una presión adicional que ha llevado a más asesorías jurídicas a buscar o considerar la introducción de la tecnología”. Asimismo, añadió que “la clave del éxito en la introducción de la tecnología es identificar previamente los problemas específicos que quieren resolverse y definir cómo puede la tecnología ayudar a los abogados in-house a focalizarse en cuestiones estratégicas que aportan mayor valor al negocio”.

En palabras de Eugenia Jover, Head of Legal Department de Mango, “la tecnología en la asesoría jurídica permite a los equipos legales una mejor gestión del tiempo de tal forma que los abogados in-house puedan dedicar su tiempo a trabajos de mayor valor añadido para el negocio.” Por otra parte, Eugenia Jover ha manifestado que “Mango es una compañía muy puntera a nivel tecnológico y nuestra asesoría jurídica -alineada con la estrategia de la compañía- está actualmente analizando la posibilidad de realizar una transformación tecnológica”.

Por su parte, Justo Garzón, director de Planificación y Gobierno Corporativo SSJJ de Iberdrola, mencionó que “cada asesoría jurídica tiene su ritmo, pero es común denominador que todas deben innovar y muchas ya han iniciado su transformación. La innovación es mucho más que la introducción de tecnología. Innovar es otra forma de relacionarse con el negocio, es que los abogados internos pasen de asesores a socios del negocio y para eso la tecnología es fundamental. Pero la tecnología es un medio y no un fin que permite llevar a la asesoría jurídica de las empresas al lugar en el que quiere posicionarse, participar en la estrategia empresarial.” Asimismo, Garzón destacó que “una de las palancas que permitieron la innovación y también la inversión en tecnología en Iberdrola fue trasladar convenientemente a la organización las ventajas que ello representaría para el negocio; la introducción de inteligencia artificial no sustituye totalmente el papel del abogado que siempre tendrá que aportar inteligencia emocional”.

Jesús Gragera, Global Legal Operations Manager de Fluidra, destacó, con relación a las barreras con las que se encuentran las asesorías jurídicas para introducir soluciones tecnológicas, que “cada empresa es un mundo y merece un estudio específico. No obstante, bajo mi punto de vista, las dos barreras más frecuentes son la falta de liderazgo y la resistencia al cambio”. “Para el abogado salir de su zona de confort y cambiar su metodología de trabajo suele ser más complicado que para otros perfiles profesionales, lo que requiere un esfuerzo adicional en las personas responsables de los proyectos de implantación de tecnología, jugando la empatía y la persuasión un papel clave”. Para la asesoría jurídica de Fluidra, “Constituye también un reto implementar los distintos proyectos a nivel global (EMEA,NA,APAC), debido a las diferencias culturales y los distintos niveles de maduración tecnológica existentes”.

Asimismo, con relación a la selección e implementación de las soluciones tecnológicas, añadió que “consideramos esencial trabajar apoyados en nuestro departamento de IT interno y en consultores tecnológicos especializados, identificando nuestras necesidades específicas y diseñando una estrategia digital a medida, evitando la toma de decisiones espontáneas o precipitadas”, concluyó Gragera.

Según José Luis Rivas, director general de Wolters Kluwer Legal Software Spain, “hay un creciente interés en las asesorías jurídicas por introducir tecnología. Lo habitual es que en un contrato en el que intervienen más de cuatro profesionales en su negociación y redacción lleguen a producirse hasta 25 versiones antes de llegar a la definitiva. Este sencillo dato pone de manifiesto la conveniencia de introducir soluciones tecnológicas que permitan hacer más eficiente esta función. Las herramientas de gestión de contratos y de machine learning se empiezan a percibir como una necesidad». Rivas recomienda que “la implementación de soluciones tecnológicas se lleve a cabo priorizando y de forma paulatina”.

Por último, Eugenia Navarro, directora del programa INON de operaciones legales y legaltech de Esade Law School, comentó que “la tecnología es una alidada de los abogados, no les sustituye”. Destacó además que “al día de hoy las asesorías jurídicas se están modernizando y para que tengan éxito los proyectos de innovación deben estar alineados con la estrategia de la compañía”.

Esta ha sido la tercera sesión –la primera en la que ha participado Wolters Kluwer Legal Software– organizada por Lawyers for Projects junto a Esade Law School, un ciclo a través del que buscan promover la innovación y la disrupción en el sector legal, así como visibilizar las herramientas digitales con las que cuenta el sector.