Shearman & Sterling se une a los grandes despachos en Estados Unidos y despide a 38 abogados y personal

Los despidos siguen a medidas similares de un puñado de otras grandes firmas de abogados de EE. UU.
10 de febrero de 2022 |

La firma Shearman & Sterling anunció el despido de 38 abogados y personal profesional como un “paso crítico” para adaptarse a las condiciones cambiantes del mercado.

El bufete de abogados, fundado en Nueva York, confirmó “una reducción limitada de la fuerza laboral” que incluyó a 26 miembros del equipo en servicios comerciales y 12 asociados enfocados principalmente en su práctica transaccional, que son “los más afectados por las condiciones actuales y proyectadas del mercado”, dijo el despacho en un comunicado.

“Si bien siempre es doloroso separarse de los colegas, y hemos podido evitar estas acciones hasta este momento, fue un paso fundamental para alinear nuestros niveles de capacidad con las demandas existentes de los clientes”, dijo Shearman.

La firma cuenta con más de 850 abogados en todo el mundo. Sus ingresos brutos en 2021 fueron de más de $ 1 mil millones de dólares, situándola entre las 50 firmas de abogados más grandes del país.

Shearman en la misma línea de otras grandes firmas

Los despidos siguen a medidas similares de un puñado de otras grandes firmas de abogados de EE. UU. en medio de una disminución de la demanda de servicios legales por parte de los clientes, especialmente para trabajos relacionados con acuerdos corporativos.

Tal es el caso de la firma Davis Wright Tremaine que despidió a 21 empleados en áreas donde tenía “capacidad excesiva o redundancia y desalineación”.

Cooley a fines del año pasado despidió a 150 abogados y personal para adaptarse a la desaceleración de la demanda, y Goodwin Procter dijo a principios de este año que estaba despidiendo asociados, asistentes legales y otro personal profesional en todas sus oficinas. En Stroock & Stroock & Lavan redujeron nueve abogados y 18 puestos de personal.

Y la firma de abogados Davis Wright Tremaine, fundada en Seattle, despidió a 21 profesionales esta semana en áreas en las que la firma “tenía exceso de capacidad o redundancia y desalineación”, según un comunicado de su socio gerente Scott MacCormack. Los recortes allí no incluyeron a ningún abogado, dijo un portavoz.