Paloma Llaneza: “La tecnología es una realidad transformadora, una disrupción que si no sabemos entender y aplicar nos arrollará”

Es CEO de Razona LegalTech, directora Técnica eIDAS-TI de CERTICAR, y fundadora de The LLaneza Firm
Publicado el julio 26, 2021, 11:09 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 10 mins
26 de julio|
Por Heidi Maldonado

Su formación es la de jurista y, en concreto, es abogada en ejercicio desde hace ya algunos años. Con el tiempo ha incorporado nuevas habilidades, conocimientos y acreditaciones, como la de auditora de sistemas CISA por ISACA, auditora del esquema del Reglamento EU sobre identidad y servicios de confianza (Reglamento eIDAS), auditora del esquema ISO 2700X y una enorme experiencia en la edición internacional de estándares (ISO, CEN, ETSI).

“Aunque parece que son cosas muy diferentes, en realidad se trata de hacer lo mismo desde distintas perspectivas: redactar y acordar las normas y mejores prácticas de regulación voluntaria de las organizaciones (estandarización que hago, en estos momentos, como editora internacional desde mi rol de directora técnica de CERTICAR); implementar esas normas manteniendo la independencia y evitando el conflicto de intereses (consultoría que hacemos desde RAZONA), y trabajar en el debate jurídico (como miembro, por ejemplo, del grupo de expertos que ha elaborado la Carta de Derechos Digitales presentada el 14 de julio, la generación y diseño de productos y servicios (como el Consent Commons, iconos para la privacidad premiado por la Agencia Española de Protección de Datos) y en el asesoramiento puramente legal en proyectos disruptivos desde The Llaneza Firm. Puedo decir que The Llaneza Firm es el laboratorio de ideas”.

Hoy nuestra invitada es Paloma Llaneza, quien nos habló de la importancia de la transformación digital en el sector jurídico y cómo ve a esta industria en el futuro. Desde su experiencia nos dijo cuál es el perfil de abogado que se busca en la actualidad, pero también se abrió a contarnos que lo que más la inspira es la bondad de los otros, la generosidad no pedida ni esperada y para ella, mujeres & legaltech es igual a hablar de una fórmula ganadora.

¿En qué proyecto (s) trabajas actualmente?

Trabajamos en varios, aunque ahora tenemos el foco en la identidad digital y en la verificación de la identidad realizada de manera remota en los procesos de onboarding, Know Your Costumer (KYC) y de emisión de certificados de firma. En este sentido, acabo de terminar una obra, Identidad Digital con la editorial Wolters Kluwer. 

¿Cómo incluir la cultura de innovación en los despachos?

En muchos casos, cambiando la gerencia. En ocasiones el propio gestor que te pide que introduzcas innovación en sus procesos y servicios es el principal problema para innovar, lo que, como es obvio, hace descarrilar este tipo de proyectos.

No se puede innovar sin un compromiso absoluto de la alta dirección que les implique en el cambio y les obligue a cambiar.

¿Qué aporte brinda a las firmas -por ejemplo- herramientas como el legal design thinking y el visual thinking?

Las herramientas son eso, herramientas útiles que permiten llevar a cabo los cambios, vehicular el debate, idear productos o servicios, o simplificar tareas y textos. Lo que no son es una solución por sí mismas, sino una metodología al servicio del proyecto.

¿Cómo se adaptaron las firmas, desde la innovación y la tecnología, en este nuevo contexto?

Esencialmente, mediante el uso de herramientas colaborativas que permitía el trabajo desde casa. Este uso no siempre ha sido ni el más eficaz, ni el más eficiente, ni el más inteligente, ni tampoco ha supuesto un cambio estructural. Muchos gestores han querido volver a la presencialidad y a los modos antiguos en los que se sentían más cómodos.

Quedarse en el uso de estas herramientas, con ser una situación mejor a la precedente, sigue sin solventar la cuestión pendiente, que es el tipo de abogado que requiere el nuevo cliente, el tipo de habilidades y funciones que nos quedarán una vez que la tecnología resuelva de manera más eficiente y barata lo que hacemos de manera repetitiva.

¿Crees que la tecnología se ha convertido en un salvavidas del sector jurídico?

No creo que la tecnología sea un salvavidas, es una realidad transformadora de la esencia del ejercicio, una disrupción que si no sabemos entender y aplicar nos arrollará.

¿Por qué es tan importante la transformación digital en el sector jurídico y cómo ves a esta industria en el futuro?

Porque nuestros clientes se han transformado, piden servicios más rápidos, más baratos, más estandarizados, que sean escalables sin tener que ser tan demandantes en recursos humanos. Eso supone repensar lo que hacemos desde la tecnología, dejar de poner neuronas humanas en tareas repetitivas y de bajo valor, e identificar cual es el valor diferencial de nuestro trabajo por el que nuestros clientes estén dispuestos a pagar gustosos.

Al momento de seleccionar a un profesional, ¿cuál es el perfil de abogado que se busca en la actualidad?

No busco abogados clásicos, busco profesionales que sean capaces de ver la regulación desde todas las perspectivas posibles y más allá de lo que se publica en los diarios oficiales, y lo que establecen los tribunales. Con idiomas, con la mentalidad abierta que te da conocer otras culturas desde su habla, con capacidad de aprender y mucha curiosidad.

En pocas palabras…

¿Qué es lo más inteligente que te han dicho nunca (y quién lo dijo)?

He tenido la suerte de estar siempre rodeada de gente inteligente e ingeniosa, así que sería una traición a todas ellas señalar solo a una. Tal vez la frase más práctica y que más me ha servido en el mundo laborar es “lo mejor es enemigo de lo bueno”. La perfección paraliza y perjudica la innovación, el progreso y la evolución.

¿Quién (para bien o para mal) ha sido la persona que más ha influido en tu carrera? ¿Por qué?

Mi madre, para bien, siempre. Trabajadora infatigable, líder inteligente, con mando y resultados. Siempre me ha dado los mejores consejos.

Su visión sobre los problemas que le he ido consultando ha sido siempre perspicaz y exacta, con un conocimiento del contexto y del alma humana que me han resultado muy útiles en mi vida profesional.

¿Tu nacionalidad?

Española.

¿Un libro?

Esperando a los bárbaros de J. M. Coetzee.

¿Un deporte?

Natación.

¿Un hobbie?

El Ikebana japonés.

¿Una canción?

Fly me to the moon.

¿Tu película/serie favorita?

Si tengo que elegir por el impacto concreto en un momento preciso que me causó, sin duda Europa de Lars von Trier. Pero hay muchas más. Y series, infinitas.

¿Tu comida favorita?

El jamón ibérico de bellota, un manjar. Seguido muy de cerca por cualquier cosa de la cocina japonesa.

¿Un recuerdo de la infancia?

Mi abuelo y yo haciendo juntos los deberes en su despacho y consultando la enciclopedia Espasa que tenía en sus estanterías.

¿Qué te pone de mal humor?

La mala educación y la mezquindad.

¿Una clave para el éxito?

Tener contactos.

¿Qué te inspira?

La bondad de los otros, la generosidad no pedida ni esperada.

¿Una herramienta de legaltech necesaria?

Procesos definidos para la eficiencia. Ninguna tecnología funciona sin procesos sensatos y actitud hacia el cambio.

¿Una frase inspiradora?

“The only thing necessary for the triumph of evil is for good men to do nothing”, “Lo único necesario para el triunfo del mal es que los hombres buenos no hagan nada”, de Edmund Burke. El mal está en la inacción y lo vemos todos los días.

¿Mujeres & legaltech es igual a?

Una fórmula ganadora.

¿Qué lección te ha enseñado la pandemia?

Que soy feliz cuando el mundo se para.

Leave a Reply

  • (privado)