Miguelina Figueroa: “Cada persona es única e irrepetible y debe tratarse como tal”

“Las mujeres tenemos una manera de lograr los fines deseados sin necesidad de ejercer fuerza, haciendo escuchar nuestra voz”
8 de marzo de 2024 |
Por Heidi Maldonado

Le apasiona viajar, le encanta la música y disfruta como pocas cosas una buena comida, en compañía de un buen vino y la mejor conversación. Su esposo Miguel y su hija Mikaela, de 9 años; son “seres de luz y de gran sensibilidad y alegría que llenan mi vida de equilibrio y sentimientos bonitos. Mi madre, cariñosamente rebautizada como Cucú por Mikaela, es mi mejor ejemplo de entrega a los demás”.

Conversamos para este especial, del Día Internacional de la Mujer, con Miguelina Figueroa, directora senior de la División de PI, Ciencias de la Salud y la Vida de Headrick. Se siente muy motivada y agradecida por el desafío profesional que conlleva ejercer la profesión en un nivel directivo y desde una de las firmas de servicios legales líderes del mercado dominicano, su mayor deseo es abrir caminos para que cada día más mujeres puedan asumir roles de liderazgo dentro del ejercicio de la profesión legal.

“Confieso que describirme ha sido la pregunta más retadora de la entrevista, pues me hizo recordar una frase que escuchaba repetir constantemente a una excelente amiga: “No me definas, que me limitas”. Miguelina se mostró como una persona que vive en constante aprendizaje y evolución, con la convicción de que cada día es una oportunidad de alcanzar la excelencia, “aunque ello implique adoptar nuevas y distintas decisiones, siempre dentro de los límites que imponen los principios éticos y el respeto a los demás”.

Es firme al decir que se lidera a través del ejemplo, opina que, aunque en los últimos años ha habido avances en términos de igualdad, la brecha en los niveles más alto sigue existiendo, la abogada puntualiza que “aún queda mucho camino por recorrer para lograr una verdadera equidad”.

¿En qué puntos estratégicos has centrado tu liderazgo?

Colocando en el centro a la persona (del cliente o del equipo que me honra acompañar); entendiendo que cada persona es única e irrepetible y debe tratarse como tal.

Liderar con empatía, ofreciendo calidad y seguridad de que nuestro propósito es brindar el mejor asesoramiento y acompañamiento legal en el asunto que se nos encomienda.

Con mi equipo, intento cada día conocerlos como profesionales y humanos, encontrar la forma de impulsar sus carreras según sus fortalezas e intereses y de que puedan posicionarse en el lugar donde hagan lo que les apasiona, que es desde donde más podrán contribuir con los demás y con su desarrollo profesional y personal.

Este ejercicio de empatía ha sido crucial para nuestro crecimiento como firma y el de nuestro equipo humano, y confiamos en que sea uno de los ejes que permita la transformación del sector legal en uno más inclusivo y equitativo.

¿Qué tanto te ha costado llegar a la posición en la que hoy te encuentras tomando en cuenta factores tan reales como la escasa presencia de mujeres en puestos de dirección en la comunidad jurídica global?

No ha sido un sendero de rosas y hubo y habrá muchos retos en el camino, sin embargo, a lo largo de mi carrera profesional he podido demostrar y ser reconocida por mi compromiso, dedicación y capacidades. He tenido la dicha de contar con el apoyo de excelentes mentores (Mary Fernández, Rodney López, Manuel A. García Arévalo por mencionar algunos), quienes han influido y moldeado a la profesional que soy hoy, y que me dieron la oportunidad desde muy joven de desarrollar mis capacidades sin discriminación por ser una mujer.

¿Bajo tu liderazgo qué iniciativas de diversidad e inclusión has puesto en marcha?

Desde sus inicios, Headrick tiene una clara y definida política en favor de la diversidad y la inclusión, que procura aumentar y mantener un equilibrio con la presencia de mujeres en puestos directivos y comités de gerencia y dirección. Somos reconocidos como una firma que implementa criterios de selección basados estrictamente en la profesionalidad y la valía personal, sin dar cabida a discriminación por raza, género, afiliación religiosa o política, u otros factores discriminatorios.

Al momento de la fundación de la firma, en 1985, de sus 4 socios fundadores, uno era mujer: Mary Fernández, siendo pioneros como firma legal no familiar del país y en la inclusión de una mujer en su sociedad y dirección. En la actualidad, estamos orgullosos de que las mujeres representamos el 56 % del personal total de la firma, promoviendo un clima de inclusión y diversidad. De nuestros 13 socios, 6 son mujeres.

Nuestros abogados promueven la inclusión y la diversidad a través de su trabajo pro-bono y su participación pública en asociaciones sin fines de lucro en diversos sectores de relevancia social, como son Participación Ciudadana, Pro-Familia, Mujeres por la Igualdad de Derechos (MID), el Programa de Empoderamiento y Liderazgo para Abogados en RD – Capítulo Local de “Women in the Profession” del Vance Center of International Justice (WIP-DR), entre otros.

El 90 % de las personas que componemos la División de Propiedad Intelectual, Ciencias de la Salud y la Vida, somos mujeres, y ocupamos sus puestos de dirección y subdirección.

Más recientemente, bajo mi dirección, y siendo quizás uno de los asuntos más importantes y que más satisfacción personal me hace sentir, es haber asumido la asistencia legal a la Alianza Dominicana de Pacientes con Enfermedades Raras, Inc. (ADAPA) en su incorporación como asociación sin fines de lucro y la redacción del Anteproyecto de Ley de Enfermedades Raras, Poco Frecuentes o Complejas, que procura ser el primer marco jurídico especial de derechos, orientado a garantizar el acceso equitativo a la atención médica integral y bienestar de las personas afectadas por alguna de estas enfermedades, con el propósito de impactar positivamente su calidad de vida y la de sus familiares y/o cuidadores.

Esta normativa busca erradicar las barreras sociales y médicas que sufren estos pacientes y sus cuidadores. Se me ocurren pocas situaciones que puedan ser mayor objeto de discriminación que una mujer con capacidades limitadas por alguna enfermedad, o las madres o cuidadores de niños o familiares que puedan padecer alguna enfermedad rara o poco frecuente. Abrazo con ilusión que este anteproyecto se convierta en ley en un futuro cercano y que hayamos podido aportar un grano de arena en la inclusión de estos pacientes y sus cuidadores en la sociedad, sin importar su género, pero definitivamente incluyendo a las niñas, las adolescentes y las mujeres.

¿Para Miguelina cuál es la diferencia entre equidad e igualdad y por qué la igualdad de oportunidades no es suficiente?

La igualdad, aunque es un principio fundamental, no es suficiente para garantizar oportunidades equitativas para las mujeres, ya que por sí sola no es efectiva para sortear la discriminación y las desigualdades que a lo largo de la historia hemos sufrido las mujeres en áreas como educación, empleo y participación política. Lamentablemente, y a pesar de los avances obtenidos, la igualdad de género no ha podido corregir siglos de discriminación y prejuicios arraigados contra la mujer, tales como la violencia de género (incluido el acoso sexual en el ambiente laboral), la brecha salarial de género, los estereotipos de género y roles tradicionales de “mujeres”, así como responsabilidades de cuidado no remuneradas por el cuidado de sus familias y entorno, que muchas veces nos limitan de manera permanente o temporal la capacidad de acceder a oportunidades profesionales.

Por tanto, la equidad deviene en esencial para reconocer y abordar las diferencias y los desafíos específicos que enfrentamos las mujeres en nuestra búsqueda por la igualdad de derechos y de oportunidades.

¿De qué manera Headrick protege y retiene el mejor talento?

Headrick promueve el talento al reclutar al mejor personal del mercado y retenerlo a través no solo de una remuneración adecuada, sino ofreciéndole la posibilidad de ser reconocido y respetado en su individualidad y permitiéndole exponerse a una gran variedad de asuntos jurídicos que pocas otras oficinas del mercado pueden ofrecer, por la cantidad y la calidad de nuestros clientes.

Me siento orgullosa de ser parte de Headrick, una firma pionera a nivel local en promover el reconocimiento basado en la excelencia y el compromiso con el trabajo de la firma y sus clientes, con genuina confianza en las opiniones y contribuciones de todos sus miembros, sin importar si son hombres o mujeres.

¿Qué tanto ha variado la cultura y mentalidad de los despachos en República Dominicana?

Los despachos de abogados en República Dominicana han experimentado cambios importantes, y ya se observa un mayor enfoque en diversidad e inclusión, en lograr una flexibilidad y equilibrio entre la vida profesional y personal, así como más apertura a la implementación de estrategias de comunicación y desarrollos tecnológicos. Pero aún nos queda mucho camino por recorrer.

¿Cuál es el real y verdadero papel de la abogacía dentro de la sociedad actual?

El abogado hoy en día debe, en primer término, conocer el negocio y el propósito del negocio de su cliente, a fin de poder ofrecerle una mejor asesoría. Ya no basta con conocer las leyes, sino que el abogado debe conocer el negocio y los factores del entorno que inciden en él, y desarrollar habilidades de negociación necesarias para lograr la consecución de los fines que pretende el cliente.

¿Qué influencia social positiva ejercen en la sociedad los profesionales del derecho?

Los profesionales del derecho apegados a la ética, como lo somos en Headrich, se constituyen en unos verdaderos auxiliares de la justicia.

Es necesario tener referentes femeninos en todos los ámbitos y especialidades jurídicas, en las mesas de debate, en los medios de comunicación, en los claustros de las escuelas de negocios, en las cátedras y en los consejos… ¿Qué se necesita para que esto se dé?

Es obvio que es necesario que existan voces tanto femeninas como masculinas en todos los ámbitos de la vida profesional. La manera de enfocar y resolver los problemas de unos y otras son diferentes y las mujeres tenemos una manera de lograr los fines deseados sin necesidad de ejercer fuerza, haciendo escuchar nuestra voz.

Somos muy conscientes de que la falta representatividad de ciertos grupos en la industria legal -no solo de mujeres- es crítica. En los últimos años ha habido avances en el sector legal en términos de igualdad, no obstante, sigue existiendo brecha en los niveles más altos de jerarquía, por lo que aún queda mucho camino por recorrer para lograr una verdadera equidad.

El objetivo debe ser trabajar para que esos avances continúen adelante sin retroceso y con cierta agilidad, siempre con base en criterios de trabajo y de excelencia. Para que esto ocurra se necesita liderazgo, femenino y masculino, con visión y con voz. Es un proceso que requiere compromiso y políticas efectivas sostenidas para lograr cambios significativos.

¿Cómo se lidera en tiempos tan convulsos como los que estamos viviendo ahora?

Se lidera a través del ejemplo. La coherencia es fundamental para incidir positivamente en la vida de otras personas y lograr que esa incidencia perdure en nuestra ausencia.

En pocas palabras…

¿Qué es lo más inteligente que te han dicho nunca (y quién lo dijo)?

“Done is better than perfect” (Sheryl Sandberg, Lean In: Women, Work, and the Will to Lead).

La búsqueda continua de la excelencia, muy legítima y que debe ser nuestro norte, no nos puede llevar a la inacción o la acción tristemente tardía por perseguir el ideal de la perfección.

¿Quién (para bien o para mal) ha sido la persona que más ha influido en tu carrera? ¿Por qué?

Mi padre. A mis 16 años me enseñó a nunca permitirme aceptar ser discriminada o auto discriminarme o excluirme de mis sueños por ser mujer.

¿Cuáles son los valores éticos sobre los que trabajas a diario?

Prudencia, justicia, honestidad y lealtad.

¿Qué te preocupa de la IA?

La IA es una herramienta con mucho potencial para ciertas tareas técnicas jurídicas, pero puede equivocarse y generar consecuencias negativas para quien tome decisiones con base en una premisa equivocada. Sigue estando ajena a la capacidad de análisis y de extraer conclusiones articuladas con base en el proceso mental de interpretar la ley y las circunstancias que rodean a los asuntos que se nos presentan, por lo que la solución de estos requiere de inteligencia emocional y una mente jurídica experimentada en el área, exclusiva de los humanos.

Más que la IA, me preocupa que a veces la gente no piensa ni reflexiona, solo busca una respuesta.

¿Una canción?

“Quisiera”, de Juan Luis Guerra y 4.40 https://www.youtube.com/watch?v=bqvBxdO0B1s

¿Se te da la cocina, cuál es tu plato estrella?

¡Para nada! Aunque cuento la dicha de tener a mi esposo Miguel, un amante de la cocina y la buena comida. Una que otra vez me he aventurado a cocinar platos muy sencillos: una lasagna de carnes para Miguel y los huevos revueltos preferidos por mi hija Mikaela.

¿Un recuerdo de la infancia?

Nuestra casa familiar, en compañía de mi padre, mi madre y mis dos hermanas. En especial, atesoro todo el tiempo vivido con mi padre, a quien extraño todos los días.

¿Una clave para el éxito?

La persistencia y la fe. La persistencia en los hábitos y las acciones que te llevarán a lo que hayas definido para ti como éxito. La fe en Dios, para cuando esa persistencia comienza a fallar.

¿Qué te inspira?

Me inspiran la sensibilidad y la empatía … para mí son los principales motores del deseo de ser útil, de vivir por un propósito.

¿Un mensaje a las nuevas generaciones de abogados?

Que se formen, tengan paciencia y adquieran virtudes.

Que se mantengan apegados a su autenticidad e identifiquen lo más temprano posible su zona de genialidad o propósito de vida, desde donde podrán servir mejor a los demás, y a sí mismos.