Más de 150.000 ciberataques en España desde el inicio de la pandemia

Uso de ordenadores personales para trabajar desde el hogar facilita el trabajo de los ciberdelincuentes
21 de octubre |

Diego Cabezuela, abogado y socio fundador de Circulo Legal Madrid, reflexiona acerca de la importancia de concienciar sobre la ciberseguridad en los espacios de trabajo y el importante papel que puede jugar en ello el compliance.

La ciberseguridad siempre ha sido una de las preocupaciones principales de los usuarios de Internet. Cada vez más personas pasan gran parte su jornada de trabajo conectadas a la red, especialmente desde que la pandemia del COVID-19 impuso para casi todos, el teletrabajo. Desde que se inició el confinamiento hasta julio de este año 2021 se han producido nada menos que 153.720 ataques informáticos en España, más que la suma de los producidos entre 2019 y 2020, período en el que se registraron un total de 133.155, según datos del Instituto Nacional de Ciberseguridad.

Este aumento, explicó Diego Cabezuela, abogado y socio fundador de Circulo Legal Madrid, se debe a la creación de un “escenario ideal” para los ciberdelincuentes, facilitado, no solo por la caída en la inversión en seguridad como consecuencia de la crisis, sino por el “precipitado proceso de digitalización” que muchas empresas, en especial pymes, se han visto obligadas a implementar apresuradamente para adaptarse a las exigencias técnicas del teletrabajo.

Cabezuela apuntó que “la pandemia ha sacado a la luz las carencias en el entorno digital de muchas pequeñas y medianas empresas”. Por ello no es de extrañar que la mayor preocupación del 82 % de las empresas de cara al 2022 sea la ciberseguridad y la protección de datos, según recoge el último informe “Risk in Focus”, elaborado por 12 Institutos de Auditores Internos de Europa.

“Entre los riesgos potenciales”, continúa el experto, “destacan técnicas como el ‘phishing’, utilizado para suplantar identidades, los llamados ataques de tipo BotNet, con los que se toma el control de ordenadores para usarlos en redes cibercriminales, y los ya conocidos malwares, donde destacan virus más reconocibles como gusanos, troyanos o ransomware”.

Durante la pandemia no solo ha aumentado el número de ciberataques, sino que estos cada vez son más variados y de mayor sofisticación. Otro de los factores que ha facilitado el trabajo de los ciberdelincuentes es el uso de ordenadores personales para trabajar desde el hogar, ya que, al ser compartidos en muchos casos con otros miembros de la familia, las posibles medidas de protección que pueda haber implementado la empresa para la salvaguarda de los ordenadores de sus empleados, pierden su eficacia, ante el mal uso de los ordenadores de parejas o hijos, etc.

Pymes y la importancia del compliance

Para el experto de Círculo Legal Madrid, una apuesta firme por sistemas de compliance en las empresas supone “la mejor arma” para combatir estos problemas y garantizar la ciberseguridad en el entorno laboral.

“El compliance se muestra ahora como la mejor forma de educar en la seguridad a los trabajadores y hacer que tomen conciencia de las graves amenazas que se esconden en la red. Ante el creciente número de ciberataques y el establecimiento del teletrabajo o trabajo híbrido, hay que impulsar espacios de trabajo lo más seguros posibles”, concluyó Cabezuela.

El experto recomienda que las empresas sean cautas, ya que considera que sus mejores armas para combatir estos ataques son “la prevención y la anticipación”.

“Saber poner fin a los ciberataques está bien, pero nuestra misión debe ser anticiparnos y crear planes de contingencia para detectar los riesgos y estar en condiciones de responder con la mayor rapidez posible”, aseguró. En este sentido, la formación de los trabajadores en ciberseguridad es prioritaria.

Leave a Reply

  • (privado)