Informe advierte que “sesgos inconscientes y acoso” dentro de los bufetes de abogados afectan negativamente a las mujeres

El estudio “Transformando el liderazgo de las mujeres en la ley: Informe global 2020” también revela que el trabajo flexible es un arma clave para la diversidad
Publicado el noviembre 30, 2020, 7:45 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins
30 de noviembre |

El establecimiento de redes solo para mujeres y programas de tutoría inversa pueden estar socavando involuntariamente la diversidad de género dentro de los bufetes de abogados, según una nueva investigación.

Un informe de Thomson Reuters que mide la eficacia de las iniciativas comunes en materia de diversidad advierte contra los programas que apoyan la «percepción errónea de que las abogadas son fundamentalmente diferentes de los abogados hombres y, por lo tanto, requieren un trato especial».

El informe, Transformando el liderazgo de las mujeres en la ley: Informe global 2020, sostiene que las medidas como el trabajo flexible que están diseñadas para combatir los valores y prácticas culturales establecidos desde hace mucho tiempo que impiden el avance profesional de las mujeres son más efectivas, mientras que “aquellas que tienen como objetivo fijar la feminidad son ineficaces en el mejor de los casos».

La fundadora de Acritas, Lisa Hart Shepherd, vicepresidenta de estrategia de investigación de Thomson Reuters, dijo que la investigación había «aprovechado los hallazgos de numerosos bufetes de abogados a nivel mundial para identificar iniciativas que han demostrado ser efectivas para mejorar la igualdad de género en los niveles más altos de las firmas».

El informe señala que las mujeres tienen tres veces menos probabilidades que los abogados de tener un cónyuge que no trabaja y la mitad de probabilidades de tener un cónyuge que trabaje a tiempo parcial, lo que significa que “las rígidas prácticas laborales de muchos bufetes de abogados colocan a las mujeres en desventaja».

Insta a los despachos a aprovechar la pandemia del COVID-19 para practicar el trabajo en casa y «cambiar su empresa para mejor, de forma permanente».

Si bien el papel de la mujer en el hogar fue la barrera más citada en la región de Asia Pacífico y también se mencionó comúnmente en Europa, el sesgo contra la mujer se destacó principalmente como un problema en Europa y América del Norte.

«Si bien este sesgo no se considera generalmente un prejuicio deliberado, los sesgos inconscientes a lo largo de una carrera pueden llevar a una desventaja acumulativa para las mujeres cuando se trata de lograr un ascenso», dice el informe. «Tal sesgo puede manifestarse en la asignación del trabajo, en creencias infundadas sobre lo que busca el cliente y en los criterios de promoción que ponen a los abogados a tiempo parcial en desventaja, por ejemplo».

El informe pide a las firmas que revisen las prácticas y los procesos en áreas clave «que incluyen el reclutamiento, la promoción, la recompensa, la asignación del trabajo y la composición del equipo» con el «objetivo específico de corregir los efectos del sesgo inconsciente».

El estudio también destaca la prevalencia del acoso dentro de los bufetes de abogados como un factor que afecta negativamente a las mujeres, citando una encuesta de la Asociación Internacional de Abogados que encontró que la mitad de las abogadas en todo el mundo habían sido acosadas y una tercera parte había sido acosada sexualmente en el lugar de trabajo durante su ejercicio legal.

Los bufetes de abogados que participaron en el estudio, que fue realizado por The Thomson Reuters Institute y Acritas, incluyen a Allen & Overy, Allens, Baker McKenzie, Clifford Chance, Hogan Lovells, King & Wood Mallesons, McCarthy Tétrault, Nishimura & Asahi y Reed Smith LLP.