Elzaburu cierra 2022 con unos ingresos de 23 millones de euros y mantiene la facturación del año anterior

Los resultados financieros de la firma consiguen, de momento, contrarrestar el impacto de la inflación del año anterior
13 de abril de 2023 |

La firma Elzaburu ingresó 23,03 millones de euros en 2022. Con esta cifra, el despacho mantiene la facturación del ejercicio 2021 y mejora su beneficio al superar un 17 % su EBITDA. Los ingresos internacionales representaron un 57 % de la facturación mientras que las ganancias procedentes de España aportaron casi un 43 % a las cuentas anuales.

Los resultados financieros de la firma consiguen, de momento, contrarrestar el impacto de la inflación del año anterior. Las expectativas a medio plazo, aseguró el presidente de la firma, Alfonso Diez de Rivera, es seguir creciendo en la línea de los últimos tres años. “Estamos valorando incluir alguna área a la firma”, señaló.

Mabel Klimt, socia directora de Elzaburu, se mostró satisfecha con los resultados porque indican que las medidas de control de costes y eficiencia en la firma están dando frutos. Klimt destacó que el despacho no tiene homólogos en el país dada su naturaleza híbrida de firma de abogados y técnicos o agentes de protección de marcas, patentes y, en general, intangibles, lo que hace muy difícil las comparaciones en términos de resultados económicos con otros competidores. El alto componente internacional, histórico en la casa desde su fundación hace casi 160 años, “condiciona mucho las cifras”, indicó la socia directora.

Elzaburu se ha lanzado a conquistar al cliente español y el esfuerzo ha dado sus frutos, subrayó Alfonso Diez de Rivera, con un aumento de los ingresos patrios que ya suponen un peso de un 43 % de la facturación. “El objetivo es que las partidas internacional y nacional estén balanceadas al 50 %”. Además, Diez de Rivera sentenció que se está trabajando para evitar trasladar a los clientes la presión de una inflación desbocada y fluctuante.

El compromiso por el talento

La firma también dijo que existe un acuerdo de teletrabajo con sus profesionales por el que estos pueden trabajar desde su domicilio dos días a la semana. Mabel Klimt señaló que el cambio de sede a la Torre de Cristal de la Castellana ha favorecido un entorno más colaborativo y ha supuesto un aliciente para los empleados. “Seguimos con el plan de carrera”, afirmó Diez de Rivera, lo que indica el compromiso de la firma para atraer y retener al mejor talento.

Mabel Klimt pone en valor el servicio 360 que ofrece la firma que ha ido incorporando nuevas áreas, como la de protección de datos, para dar una respuesta y asesoramiento global a los clientes, muchos de ellos presentes en varias jurisdicciones. El 34 % de las empresas del IBEX 35 son clientes de Elzaburu, subrayó la socia directora.

Novedades del despacho

Entre las novedades que están transformando la actividad del despacho en materia de marcas, Fernando Ilardia, socio del área, destacó el juego que ya está dando la desjudicialización de las acciones de nulidad y caducidad en España. El nuevo procedimiento administrativo, mucho más ágil y barato, “fomenta estos procedimientos”. Una “buena noticia” también para los abogados litigantes, que, ahora, acuden a la jurisdicción civil. Carlos Morán, socio de litigación, confirmó que esta nueva regla de competencia favorece la resolución negociada de los conflictos y dota de especialización de los asuntos en sede administrativa y judicial. En la Audiencia Provincial de Madrid ya se ha creado una sección, la número 32, especializada en estos asuntos.

En el ámbito de las patentes, señaló Ruth Sánchez, ingeniera industrial y socia del área de patentes, se está viviendo una revolución con la próxima entrada en vigor el próximo 1 de junio del acuerdo que regula la patente unitaria y el tribunal ad hoc (TUP, por sus siglas en inglés). La posibilidad de rechazar hasta ese momento la autoridad del TUP respeto de las patentes anteriores (mediante un proceso conocido como opt-out) supone un trabajo de acompañamiento y análisis de la situación de cada cliente dado que el TUP puede tomar una decisión que anule la patente en los 24 países firmantes.

Las implicaciones de las herramientas basadas en inteligencia artificial (IA) afectan de lleno en la protección de los intangibles, contó Javier Fernández-Lasquetty, socio del área de nuevas tecnologías de la firma. “Lo que es algo claro en la Unión Europea es que ninguna máquina puede ser propietaria o dueña del resultado que genera”. La UE, afirmó, “lleva mucho tiempo trabajando en legislación sobre la economía de los datos”.

En materia de protección de datos, Ruth Benito, of counsel en privacidad de Elzaburu, dijo que la reciente ley de protección del informante ha disparado las consultas sobre los plazos de conservación de los datos que contienen los canales de denuncia, la anonimización de este contenido tan sensible y sobre el análisis de riesgos y ciberprotección de los sistemas.

La futura ley del cine y audiovisual, aseguró Mabel Klimt, especialista en asesoramiento legal para proyectos culturales, impulsará el área.