Balder factura 13,5 millones de euros en 2022, un 6 % más que el año anterior

11 de abril de 2023 |

El despacho especializado en propiedad industrial Balder cerró 2022 con una facturación de 13,5 millones de euros. La firma, que abrió sus puertas en 2012, logró incrementar sus ingresos en un 6 % respecto al ejercicio anterior, esto en línea con lo previsto el año pasado en el que estimaban un crecimiento del 5 %.

La firma ya cuenta con 94 profesionales, entre los que se encuentran 10 socios. Además, en 2022 el despacho nombró sus tres primeros asociados, número que han anunciado que se incrementará en los próximos años. La cartera de clientes de Balder también ha ido creciendo a lo largo de la última década, desde los 300 iniciales en 2012, hasta los 4.800 en 2022. Con respecto al año anterior, el incremento ha sido de un 7 %.

Balder opera a nivel mundial con clientes tanto nacionales como extranjeros, y, según señalaron, su equipo está conformado por más de 20 nacionalidades que hablan más de 30 idiomas. En España, el despacho cuenta con cuatro oficinas (Madrid, Barcelona, Bilbao y Pamplona) y su personal combina el trabajo presencial con el trabajo remoto en distintos puntos de España y Europa.

La firma también ha ido aumentando su presencia en rankings nacionales e internacionales, apareciendo entre los despachos destacados en los rankings, como el de Expansión, IAM, WTR, MIP Stars, Legal 500, Chambers y Leaders League. En 2020 también entró a formar parte del ranking de Financial Times. Para la firma estos reconocimientos son fruto de su consolidado crecimiento y de la continua adquisición de conocimiento en el ámbito nacional e internacional.

El despacho apuntó que siempre han implementado los últimos avances en inteligencia artificial y automatización en sus procesos administrativos para la optimización del tiempo de sus profesionales, “lo que redunda en una aún mejor dedicación y atención a sus clientes”.

Asimismo, también destacaron su fuerte implantación en el mercado latinoamericano, teniendo una presencia cada vez más consolidada por medio de numerosos profesionales de la propiedad industrial, cualificados y autorizados ante las Oficinas de Patentes y Marcas y Tribunales de sus países de origen.