Andersen supera la barrera de los 40 millones de euros en 2022, un 23,6 % más que el año anterior

La plantilla ha crecido en un 16,6 % hasta sumar 358 personas a cierre de 2022
22 de marzo de 2023 |

Andersen cerró 2022 con una facturación de 40,2 millones, lo que supone un crecimiento del 23,6 % respecto al año anterior y un incremento del 78,6 % en los últimos dos años, desde que José Vicente Morote e Íñigo Rodríguez-Sastre asumieran la dirección del despacho.

En concreto, en España, donde la firma cuenta con oficinas en Madrid, Valencia, Barcelona, Sevilla y Málaga, ha cerrado el ejercicio con una cifra de negocio de 38,3 millones de euros -un 17,8 % más que el año anterior- mientas que en Portugal, donde integró la oficina de Lisboa a su estructura jurídica a comienzos de 2022, ha facturado 1,9 millones de euros, lo que supone así el doble del presupuesto inicial de la oficina.

La facturación de las áreas ha tenido un buen desempeño, con importante incremento en todas ellas, continuando así la apuesta por un crecimiento sostenible, en el que las áreas más grandes como mercantil (que supone el 26  % de la facturación), procesal (21%), fiscal (19 %) o público (14 %) son motor de la firma pero el resto de prácticas, como cultura, laboral, inmobiliario, económico o legaltech, cuentan con peso suficiente para mantener el equilibrio en el despacho. Asimismo, destaca la cifra de cross-sellling interno, que alcanza el 30 %, “demostrando así la alta especialización y la gran confianza entre los equipos, que potencia la venta cruzada”, han destacado José Vicente Morote e Íñigo Rodríguez-Sastre, socios directores de Andersen en Iberia.


Te podría interesar: Andersen redobla su apuesta por Andalucía y sella fuerte estrategia de expansión 


En cuanto a la evolución de los equipos, el despacho ha crecido en un 16,6 % hasta sumar 358 personas a cierre de 2022. Del total de la plantilla, 294 son profesionales, de los cuales 62 socios (distribuidos en España -58- y Portugal -4-) y 232 parte del equipo (209 en España y 23 en Portugal). Los socios directores han resaltado que “contamos con un equipo diverso, cohesionado y estructurado, que nos da el hecho de tener una base sólida de profesionales, con el grueso del equipo entre abogados y asociados, y un grupo más reducido de mayor experiencia, con asociados sénior, directores y socios”. Asimismo, han resaltado que “el equipo es joven, donde el 66 % tiene menos de 43 años y conviven con el talento sénior, ya que esta diversidad creemos que es fuente de riqueza y aporta mucho valor al asesoramiento que se da desde el despacho”.

“Tenemos una apuesta firme por seguir creciendo, en base siempre a las capacidades profesionales y aumentando la especialización”, han aseverado Morote y Rodríguez-Sastre, quienes han insistido en que “el compromiso de todo el equipo en general y de los socios en particular con el crecimiento es férreo”. “Esto se traduce, entre otras cosas, -han continuado- en la línea iniciada el año anterior por mejorar todas las instalaciones, que nos ha llevado a cambiar de sede en Valencia, Barcelona y Lisboa, este año lo haremos también en Sevilla; ampliar nuestras oficinas en Madrid y, por supuesto, la apertura de Málaga”.

Por último, han subrayado que el crecimiento internacional de la firma “también ha continuado el ritmo, con la incorporación de nuevos despachos que se suman al proyecto, dando así mayor cobertura internacional hasta tener presencia en 170 países, y aumentado el equipo que da servicio, con 13.000 personas, lo que supone un 30 % más que el año anterior”.