Allen & Overy y Shearman & Sterling se fusionan y crean un despacho de 3.400 millones de dólares

A&O Shearman será el único bufete global con capacidades en derecho estadounidense, inglés y local a partes iguales y contará con 3.900 abogados en 49 oficinas
22 de mayo de 2023 |

El bufete londinense Allen & Overy y el neoyorquino Shearman & Sterling anunciaron un proyecto de fusión para crear una firma de abogados global llamada Allen Overy Shearman Sterling – A&O Shearman. Esta fusión combinará dos de los despachos de abogados más prestigiosos del mundo, líderes en sus respectivos mercados, para crear una firma global integrada de élite.

A&O Shearman contará con unos 3.900 abogados y unos 800 socios en 49 oficinas. Allen & Overy y Shearman & Sterling cuentan con 250 años de experiencia combinada y algunos de los mayores talentos jurídicos del mundo. A&O Shearman será la única firma global con capacidades en derecho estadounidense, inglés y local en igual medida. Esta fusión obedece a la necesidad de los clientes de contar con una oferta global de la máxima calidad y profundidad que les ayude a navegar en un entorno jurídico, normativo y geopolítico cada vez más complejo.

Allen & Overy y Shearman & Sterling son complementarios con un claro liderazgo de mercado, y entre ambos tienen una enorme fuerza en EE.UU., Reino Unido y mercados de todo el mundo. Esta fusión transformará su oferta a los clientes: Shearman & Sterling tendrá acceso a una oferta mucho más amplia en el «resto del mundo», a través de áreas de práctica, y Allen & Overy se beneficiará de un mayor reconocimiento a nivel directivo y un mayor acceso a una base de clientes corporativos en los EE.UU. La firma combinada estará perfectamente posicionada para capitalizar las macrotendencias globales, incluyendo la transición energética, la tecnología y el capital privado.

Wim Dejonghe, socio principal de Allen & Overy, dijo que «esta combinación es un paso muy emocionante para nosotros. Ambas firmas tienen un historial de excelencia, y creemos que A&O Shearman será una firma como ninguna otra en el mundo. Hemos escuchado a nuestros clientes y sus peticiones de asesoramiento de la más alta calidad para ayudarles a navegar por las demandas a las que se enfrentan. En A&O Shearman lo haremos acelerando nuestra capacidad de aportar lo mejor de ambas firmas, independientemente de la geografía.

Shearman & Sterling es un grupo increíble de mentes jurídicas; una firma construida sobre la integridad y la excelencia, fundada en una capital financiera global de primer orden y con un extraordinario grupo de clientes de larga trayectoria. Lo que me entusiasma de esta fusión es la complementariedad de las culturas de nuestros dos bufetes. Tenemos similitudes sorprendentes en todos los ámbitos, y creo que vamos a ser compañeros maravillosos el uno para el otro en este viaje».

Por su parte, Adam Hakki, socio principal de Shearman & Sterling, ha declarado que «la necesidad de los clientes de bufetes de élite globales nunca ha sido mayor. La fusión con Allen & Overy acelerará drásticamente nuestra capacidad para satisfacer sus necesidades en un entorno cada vez más complejo. Allen & Overy es un bufete excepcional cuyo trabajo admiramos desde hace mucho tiempo y al que consideramos un espíritu afín. Ambos hemos puesto siempre gran énfasis en atraer y retener a los mejores talentos, fuimos pioneros en la globalización y estamos implacablemente centrados en la calidad, la excelencia y la colaboración.

Este es realmente un momento de cambio para ambas empresas que creará una oferta sin precedentes para nuestros clientes. También es una oportunidad fantástica para nuestra gente formar parte de una transacción transformadora y de una institución de tal importancia, y esperamos reclutar aún más talento estelar en los próximos años».

La fusión propuesta está sujeta a las condiciones de cierre habituales, incluida la votación de los socios de cada una de las respectivas firmas.


Asesores legales

Lazard actúo como asesor financiero y Simpson Thacher & Bartlett LLP fue el representante jurídico de Allen & Overy.

Davis Polk & Wardwell LLP asesoró a Shearman & Sterling.